Policiales

La Justicia caratuló los incidentes como delito de intimidación pública agravada

Martes 27 de Enero de 2009

La Justicia caratuló a los incidentes ocurridos ayer en la cancha de Newell's como “delito de intimidación pública agravada”. Así lo confirmó esta mañana la jueza de instrucción Alejandra Rodenas, quien está a cargo de la investigación de los violentos sucesos en el Parque.

“La de ayer fue una situación de extrema gravedad”, manifestó la jueza en declaraciones a LT8, y explicó que el delito de intimidación pública contempla penas de hasta 10 años. También agregó que “el uso de armas de fuego y la presencia de menores en el lugar agrava la situación”.

Sobre lo actuado por las fuerzas de seguridad, Rodenas sostuvo que “ayer hubo una eficaz acción policial”, y describió que actualmente hay 19 detenidos, además de “una tarea de inteligencia que se esta haciendo sobre los autores intelectuales, y está la declaración de los choferes que manejaban el colectivo, que hacen imputaciones concretas sobre tres personas”.

La jueza apuntó además que “el fenómeno de las barras bravas es global, y a veces se emancipa y despega de las comisiones directivas de los clubes”. “Utilizan el deporte y la pasión del fútbol, pero también cometen delitos comunes, por eso es tan compleja la desarticulación de estas organizaciones”, explicó la jueza, quién cuando llegó ayer al club del Parque, tras la violenta irrupción de ex barras bravas leprosos, fue agredida por un grupo de simpatizantes rojinegros.

“Hace dos años que estoy trabajando en causas en las que han sido muy difícil probar los vínculos directos entre la barra brava de Newell's y la anterior comisión directiva, porque para procesar a alguien hay que tener pruebas”, apuntó la magistrada.

En este sentido, recordó el episodio en el que un grupo de barras habría agredido a Pablo Marini cuando era director técnico del conjunto leproso. “Marini después negó enfáticamente que la barra brava lo agredió, y también lo negaron los jugadores, entonces yo que puedo hacer frente a eso”, se preguntó la jueza.

Con respecto al pedido del vicepresidente de Newell's, Eduardo Bermúdez, quien sugirió que si la jueza tenía mucho trabajo "que se aparte de la causa", Rodenas sostuvo que “esto nada tiene que ver con las causas anteriores”.

Argumentó que las otras denuncias en las que trabaja, y que involucran también a barras bravas de Newell's, “mis superiores las han evaluado”, y dijo que está tranquila porque “técnicamente son impecables”. “No veo por qué dirigentes de fútbol tengan que decir quién es el juez que tiene que intervenir”, concluyó Rodenas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario