Policiales

La Cámara revisa la absolución a los acusados de matar al "Pájaro" Cantero

La fiscalía argumentó su pedido de condena y las defensas pidieron confirmar la sentencia. No hay fecha para que el tribunal se expida

Miércoles 07 de Marzo de 2018

Hace casi un año Luis "Pollo" Bassi, Facundo "Macaco" Muñoz y Milton Damario fueron absueltos por el beneficio de la duda en el juicio oral al que llegaron acusados por el homicidio de Claudio "Pájaro" Cantero. La sentencia fue apelada por la Fiscalía y esta semana las partes debatieron sobre el fallo en una audiencia desdoblada en dos días. Primero fue el turno de los fiscales, que el lunes plantearon los argumentos por los que consideran que las pruebas presentadas en la causa son suficientes para que el trío sea condenado por el crimen. En tanto, la defensas plantearon ayer sus posturas, repasaron lo que consideraron una escasez probatoria y pidieron que se confirme la sentencia absolutoria apelada.

El homicidio del Pájaro puede considerarse una bisagra en la historia de la banda de Los Monos que él lideraba. Después de su asesinato se desató una serie de venganzas que terminó con varios de los miembros del clan de barrio Las Flores tras las rejas. Al menos, eso es lo que la Fiscalía intentó probar durante los últimos meses en el juicio oral contra los hermanos del Pájaro y otras personas acusadas de integrar el núcleo duro de la banda cumpliendo distintas funciones. Pero esa es otra historia en la que la Justicia aún no se ha expedido.

El crimen del Pájaro fue ventilado en juicio oral en marzo de 2017 y un tribunal integrado por los jueces Julio Kesuani, María Isabel Más Varela e Ismael Manfrín absolvió a tres de los cuatro acusados: Bassi, Muñoz y Damario. Sólo a Osvaldo "Popito" Zalazar se le impuso una condena de tres años y tres meses, aunque por el delito de tenencia de un arma de guerra que no fue la usada para matar a Cantero.

El hecho

Claudio Cantero fue asesinado el 26 de mayo de 2013 pasadas las 5.30. Estaba orinando en el portón del boliche Infinity Night, ubicado en el límite entre Rosario y Villa Gobernador Gálvez, cuando desde un auto abrieron fuego contra él. Lo trasladaron al Hospital Clemente Alvarez, pero no lo pudieron salvar de los seis tiros que había recibido.

Por el crimen del Pájaro fueron detenidos tiempo después los cuatro sospechosos. Las imputaciones más graves fueron contra Bassi, Damario y Muñoz. Para el Pollo, acusado como instigador del ataque, pidieron una pena de 22 años de cárcel. En tanto, Macaco y Milton fueron imputados como autores materiales del crimen, por lo que requirieron prisión perpetua.

Sin embargo, al término del juicio oral los tres fueron absueltos por el Tribunal, que concluyó que no había nada que llevara a una certeza de que ellos hubieran cometido el asesinato y que toda la prueba de cargo contra los acusados se neutralizaba con las pruebas de descargo que ofrecía la defensa.

Apelación

La sentencia fue apelada por la Fiscalía. La causa llegó a la Cámara y los fiscales Cristina Herrera, Guillermo Corbella y Enrique Paz plantearon que las pruebas esgrimidas durante el debate de primera instancia habían sido suficientes para lograr una condena. "El tribunal de juicio hizo una fragmentación aislada. Hay omisiones y falta una visión integral de la prueba. Los elementos deben ser valorados en conjunto", sostuvo Corbella en la primera de las dos audiencias de segunda instancia en la que las partes expusieron sus argumentos.

Ayer fue el turno de los defensores. Frente a los camaristas Guillermo Llaudet, Carolina Hernández y Carlos Carbone, los defensores Fernando Sirio (por Bassi), Jorge Funes (por Muñoz) e Hilda Knaelbein (por Damario) pidieron que la sentencia absolutoria fuera confirmada e hicieron hincapié en algunos de los ejes sobre los cuales los jueces de primera instancia habían basado su resolución.

Los letrados remarcaron que de las escuchas telefónicas presentadas como prueba, así como del intercambio de mensajes entre los imputados, no se desprenden elementos incriminantes que no pudieran ser rebatidos con explicaciones razonables por parte de los acusados.

También destacaron que los testigos del homicidio —Eric Perea y Daniel Gorosito, que estaban con el Pájaro cuando fue atacado— no aportaron datos que sirvieran para identificar a los tiradores. Además destacaron que Lisandro Mena, que también estaba en el lugar y que terminó con la mandíbula partida de un balazo, dijo a la policía que no había reconocido a nadie. Mena fue asesinado siete meses después y en ese tiempo la Justicia nunca lo llamó a declarar.

Los defensores criticaron también los informes policiales que, sostuvieron, sólo se basan en rumores que nunca fueron comprobados.

Ahora, el tribunal de Cámara deberá analizar los argumentos y resolver si confirma o modifica la sentencia apelada. En tal sentido, no se ha fijado la fecha en la que darán a conocer su decisión.

juzgados. Milton Damario, Facundo Muñoz y Luis Bassi fueron absueltos hace un año por el beneficio de la duda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario