Policiales

Juzgan desde hoy a un policía por crimen en fiesta callejera

Emiliano Gómez, de 29 años, está acusado de haber matado a Brandon Cardozo el 1º de enero de 2016 en Entre Ríos y Centenario.

Lunes 08 de Octubre de 2018

Un agente de la policía motorizada será juzgado desde hoy por el crimen de Brandon Cardozo, un adolescente asesinado en una fiesta callejera de Año Nuevo que se celebraba el 1º de enero de 2016 en la zona sur. Se trata de Emiliano Gómez, de 29 años, quien podría ser condenado a una pena de prisión perpetua si durante el debate prospera la acusación —impulsada por la querella— de homicidio agravado por su condición de miembro de una fuerza de seguridad.

   El inicio del juicio oral y público está previsto para hoy a las 13.30 en la sala 7 del Centro de Justicia Penal (CJP) de Mitre y Virasoro ante un tribunal integrado por los jueces Hebe Marcogliese, Alejandro Negroni y Juan Carlos Curto. Pero antes, desde las 10.30, familiares y allegados a la víctima convocan a una concentración en Sarmiento al 2800, frente al edificio judicial para reforzar el pedido de justicia que vienen realizando desde el momento del crimen.

A mansalva

Brandon fue asesinado el 1º de enero de 2016 en una fiesta callejera que se realizaba en Entre Ríos y Centenario. El adolescente de 16 años había asistido con amigos a la celebración que congregó a más de 500 personas esa madrugada.

   Según testimonios recolectado por la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro, a cargo de la investigación, en un momento Gómez comenzó a disparar a mansalva contra la multitud y una bala alcanzó en el mentón a Brandon, quien llegó sin vida al Hospital Roque Sáenz Peña.

   Entre los testimonios contra Gómez está el del policía Lucas B. quien estaba con su novia y otras dos personas en la fiesta y fue quien denunció al acusado en la División Judiciales de la policía local.

   Entre las evidencias también hay una pericia balística positiva sobre siete vainas servidas con punta de teflón azul, como la que emplea la policía, que concluyó que fueron percutadas por la misma arma y mostraron similitud con otros cinco proyectiles calibre 9 milímetros secuestrados en la casa de Gómez cuando fue detenido una semana después del crimen.

Otro agravante

En ese sentido, si bien la fiscal pidió 24 años de prisión para el imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, la querella que representa a la madre de Brandon incluyó otro agravante que podría elevar esa pena: la condición policial de Gómez, alegando que ésta no cesa a pesar de que el imputado se encontraba franco de servicio.

   En la audiencia preliminar al juicio realizada en abril pasado, el abogado querellante Salvador Vera remarcó la conducta "arbitraria, letal y abusiva de las funciones" del policía quien, según advirtió, "no disparó una vez, sino siete".

   "El estado policial es permanente. No por estar franco de servicio queda eximido de sus obligaciones y responsabilidades, violando derechos humanos", sostuvo el letrado al requerir prisión perpetua para el acusado.

   En esa oportunidad, el juez Luis María Caterina advirtió que el encuadre legal es provisorio en la instancia preparatoria y que la calificación definitiva dependerá del tribunal oral de juicio. Sin embargo, aclaró que según la ley que reglamenta la actividad policial el personal está en servicio, retirado o exonerado. Y que en servicio tiene la portación del arma, sobre la cual "no puede mantener una conducta despreocupada o desprejuiciada" al respecto, por lo que correspondía aceptar la figura sugerida por la querella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});