Policiales

Investigan la muerte de un hombre arrestado por un intento de robo

Un hombre de 40 años que había sido detenido como sospechoso de un intento de robo en la zona sur murió ayer a la madrugada en el Hospital Roque Sáenz Peña.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Un hombre de 40 años que había sido detenido como sospechoso de un intento de robo en la zona sur murió ayer a la madrugada en el Hospital Roque Sáenz Peña. Se trata de Hugo Orlando Molina, oriundo de San Nicolás, quien según la información preliminar brindada ayer por fuentes policiales y judiciales pudo haber sufrido una descompensación que motivó a los uniformados que lo habían arrestado a llevarlo al efector donde finalmente falleció dos horas más tarde.

La investigación del hecho está en manos de la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci, quien libró medidas junto a la división Asuntos Internos de la policía. En ese marco, fuentes judiciales aseguraron que la autopsia se realizará mañana y se espera obtener de ese estudio información vital para establecer la causa del deceso y esclarecer lo ocurrido.

Aprehendido por vecinos

Según los voceros consultados, Molina fue detenido el sábado alrededor de las 23.30 en el pasaje 518 al 6300, en la zona sur de la ciudad. Hasta allí llegaron efectivos del Comando Radioeléctrico (CRE) a partir de un llamado que daba cuenta de que un hombre había intentado ingresar a una casa con fines de robo y vecinos del lugar lo aprehendieron hasta que llegó el patrullero.

Los efectivos del CRE llevaron a Molina hasta la comisaría 21ª, donde lo ingresaron a un patio interno para requisarlo. Según los voceros, "el personal de la seccional nota al sujeto en estado de euforia, agresivo y manifiesta que le faltaba el aire, por lo que solicita a los efectivos que sea trasladado a un nosocomio y se da cuenta del hecho a la superioridad".

Según el parte policial, Molina quedó "inconsciente en el suelo y personal de CRE lo traslada al Sáenz Peña" donde se confirmó su deceso sobre la 1 de la madrugada de ayer. La policía comunicó la situación al fiscal de Homicidios en turno, Adrián Spelta, quien ordenó las primeras medidas de secuestro de celulares de los agentes de la dependencia, relevamiento de cámaras de vigilancia de la comisaría y la toma de testimonios a personal y detenidos que estaban allí.

Luego Spelta dio intervención a su par de Violencia Institucional, Bartocci quién libro medidas junto a división Asuntos Internos y ordenó la realización de la autopsia "con los protocolos predeterminados con aviso a todas las partes intervinientes", indicaron desde la Fiscalía Regional, para agregar que dicho estudio se realizará mañana en el Instituto Médico Legal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario