Policiales

Investigan el asesinato de un vigilador privado

Le dispararon a quemarropa cuando iba a tomar el colectivo. Hasta anoche no estaba claro que se haya tratado de un intento de robo.

Lunes 25 de Febrero de 2019

Un vigilador privado de 44 años fue asesinado de un balazo mientras esperaba el colectivo en el barrio porteño de La Boca, luego de salir de una obra en construcción que había estado custodiando durante la noche. Fuentes policiales señalaron que los agresores fueron dos hombres en moto pero no estaban seguros del móvil, ya que no se había establecido que se tratara de un intento de robo.

Los voceros consultados identificaron a la víctima como Gustavo "Guchi" de Godos y confirmaron que el hecho ocurrió el sábado a las 6 en el cruce de Juan Manuel Blanes y Necochea —a unas tres cuadras de donde la víctima trabajaba— del mencionado barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

De Godos trabajaba vigilando un obrador de Juan Manuel Blanes 55, cerca de la plaza Islas Malvinas. Al salir, alrededor de las 6 del sábado, comenzó a caminar las tres cuadras que lo separaban de la parada del colectivo de Blanes y Necochea.

Según la información preliminar, el vigilador apenas había llegado a la esquina cuando fue interceptado por dos hombres que circulaban en una moto. Al parecer, uno de los delincuentes extrajo un arma de fuego y le disparó a De Godos. Hasta ayer no había trascendido si el vigilador intentó resistir algún atraco, pero lo cierto es que recibió un disparo debajo de la axila izquierda y cayó al piso gravemente herido.

Un remisero que escuchó la detonación salió para ver qué había ocurrido. Entonces vio a la víctima tirada en el suelo y a los dos motociclistas que la estaba observando hasta que al notar la presencia del testigo decidieron huir del lugar a toda velocidad.

"Le pregunté si necesitaba ayuda y me respondía, pero no se llegaba a escuchar lo que decía", relató el testigo que entonces llamó a la policía, que al arribar a la escena del crimen convocó a una ambulancia. Pero cuando llegaron lo médicos el custodio ya estaba muerto.

La Unidad Criminalística Móvil realizó los peritajes correspondientes y, en principio, se estableció que el arma fue apoyada en el cuerpo del hombre asesinado.

A partir de ese dato, añadieron los voceros, al cierre de esta edición los investigadores procuraban establecer si la víctima había sufrido un intento de robo o si en realidad los asesinos fueron directamente a matarlo, por lo que no se podía descartar una venganza u otro tipo de móvil.

Presunta venganza

En otro orden, un oficial de la Policía de Seguridad Aeroporturiaria (PSA) de 27 años fue asesinado de un balazo cuando llegaba a su casa de la localidad bonaerense de El Jagüel y anoche se investigaba si el homicidio pudo haberse desencadenado en el marco de un problema sentimental.

Fuentes judiciales y policiales señalaron que el crimen ocurrió el sábado, alrededor de las 22, en la mencionada localidad del partido de Esteban Echeverría, en el sur del conurbano bonaerense.

Los voceros indicaron que el hecho se desató cuando la víctima, Brian Añasco, estaba por ingresar a su casa situada en un complejo donde viven integrantes de distintas fuerzas de seguridad.

Según las fuentes consultadas, el oficial ayudante de la PSA volvía a su domicilio luego de haber cumplido su jornada laboral que habitualmente realizaba en la Unidad Operacional Ezeiza. En ese sentido, se aclaró que no portaba su arma reglamentaria porque dicha fuerza dispone que, una vez concluido el servicio, los efectivos deben dejar las armas en la dependencia.

En ese momento, Añasco fue sorprendido por un hombre armado que efectuó un único disparo que le causó graves heridas. La pareja de la víctima, también integrante de la PSA, estaba en el primer piso de uno de los edificios y escuchó la detonación, tras lo cual encontró al joven malherido.

Según las fuentes, el agresor se escapó del lugar sin haber consumado un robo ya que la víctima tenía su reloj y su teléfono celular, entre otras pertenencias.

El oficial fue trasladado por vecinos hasta un hospital cercano donde murió.

"Es raro que hayan querido robarle en la entrada del complejo porque se sabe que ahí viven policías y gendarmes. Estamos investigando las circunstancias", dijo un vocero de la pesquisa, mientras se descartaba la hipótesis del intento de robo.

Al respecto, los pesquisas sospechan que el crimen puede haber estado vinculado a su relación con la mujer y se investiga si lo asesinaron por venganza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});