Policiales

Identifican a los atacantes de tres pibes frente a un boliche de Bermúdez

Según la investigación, los disparos partieron de un vehículo en movimiento

Sábado 04 de Agosto de 2018

El juez de Menores de San Lorenzo, Martín Fogliatto, quedó a cargo de la causa donde se investiga el ataque a balazos ocurrido en inmediaciones del boliche Cheeka, de Capitán Bermúdez, hecho en el cual tres jóvenes fueron baleados. Es que los autores materiales del ataque, dijeron los pesquisas, son menores que "pudieron ser identificados por haber «anunciado» por la red social Instagram que iban a concurrir esa noche al lugar" donde ocurrió el episodio.

   Según la investigación, los disparos partieron de un vehículo en movimiento e impactaron contra Briton C., Agustín L. y Alejandro S. Quien peor la llevó fue Briton, que aún sufre consecuencias del ataque, mientras sus amigos recibieron lesiones leves.

   Un policía que cumplía adicionales en el boliche corrió hasta el lugar del ataque a los muchachos y observó a dos jóvenes que huían empuñando un arma de fuego y a un tercero tirado en el piso y herido. Pese a la voz de alto emitida, los agresores dispararon contra el policía y uno de ellos intentó volver a buscar el celular que se le había caído, pero al advertir al policía volvió a correr hacia un Fiat Punto que lo esperaba y se fue del lugar rápidamente mientras el agente incautó el teléfono.

   El muchacho atacado, Briton C., de 18 años, presentaba disparos en un brazo, una pierna y el tórax. Cuando pudo declarar dijo que al salir de Cheeka vio a dos pibes y que con uno de ellos había tenido con él una "vieja bronca barrial de la zona norte de Rosario".

   El chico reconoció a uno de los agresores como el hijo de un conocido hampón de la zona norte rosarina al que identifican como "Frentudo", acusado de amenazar con matar a policías a través de las redes sociales y por perpetrar un ataque a la seccional 30ª. Al otro pibe que escapó, Briton no logró identificarlo pero relató que tenía el cuello tatuado y usaba una remera roja, una gorra del mismo color, un jean y zapatillas Nike negras.

   Otro de los chicos lesionados aportó una descripción idéntica. Y el policía que intervino reconoció a uno de los agresores por un tatuaje en el cuello. Además, una persona que se estaba en el boliche aportó el nombre de quien estuvo junto a los agresores y que había subido fotos a su perfil de Instagram.

   Así, el fiscal Aquiles Balbis corroboró que ese último joven, A.F., había subido fotos anunciando que iba a ir esa noche al boliche, otratomando algo con una pistola a su lado y una en la que aparece junto a M.G. vestido con una remera roja, una gorra roja, un jean y zapatillas Nike negras y mostrando una pistola en la cintura, tal cual lo describieron las víctimas.

   En allanamientos ordenados por el fiscal, se secuestraron la remera roja y el Fiat Punto (con un balazo en la luneta) en el Fonavi de Casiano Casas. Además se logró identificar a los agresores y le pasó las actuaciones al juez Martín Fogliatto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario