Policiales

Hallan muerta a palazos a una mujer en el comedor de su humilde vivienda

Una mujer de 56 años fue asesinada literalmente a palazos en el humilde comedor de su casa de zona oeste. El crimen ocurrió la noche del martes y fue descubierto por un cuñado de la víctima cuando fue a buscarla y, luego de encontrar la puerta de su vivienda entreabierta, se topó con el cuerpo que estaba de espaldas y tenía un profundo tajo en la cabeza, así como todo tipo de golpes.

Jueves 23 de Noviembre de 2017

Una mujer de 56 años fue asesinada literalmente a palazos en el humilde comedor de su casa de zona oeste. El crimen ocurrió la noche del martes y fue descubierto por un cuñado de la víctima cuando fue a buscarla y, luego de encontrar la puerta de su vivienda entreabierta, se topó con el cuerpo que estaba de espaldas y tenía un profundo tajo en la cabeza, así como todo tipo de golpes.

Según los datos preliminares, a primera vista se detectó en la vivienda el faltante de dos televisores LCD, dinero y los celulares de la víctima, por lo que en principio los investigadores no descartaban un robo como móvil del homicidio.

A unas cuadras

María de las Mercedes Bernárdez vivía en Amenábar al 6600. Según los primeros datos recabados por los pesquisas y el fiscal de Homicidios Adrián Spelta, la víctima ejercía la prostitución a pocas cuadras de su casa, en la zona de Presidente Perón y Perú.

Su cadáver fue hallado por su cuñado, Ricardo O. El hombre había intentado comunicarse con ella y ante la falta de respuesta fue hasta su casa, donde la encontró tendida en el piso, rodeada de sangre y sin señales de vida.

En ese marco, Ricardo se comunicó con el Comando Radioeléctrico y cuando llegaron los uniformados les relató que vive a la vuelta de la casa de la víctima y que al llegar se encontró con la puerta abierta. "Entré en la casa y encontré todo revuelto y que faltaban los dos televisores y el celular de mi cuñada", narró a los primeros pesquisas.

La casa donde ocurrió el asesinato es una humildísima vivienda de ladrillo visto y bloques con un retiro de jardín de pastos altos y descuidados. Ayer a la tarde el perro de la mujer estaba en la puerta de la casa y no dejaba que nadie se acercara. Los vecinos le alcanzaban agua y comida.

"Ella lo quería mucho, es un perrito re bueno. Esta mujer era una buena vecina que nunca tuvo problemas con nadie", dijo una habitante de la cuadra.

Bernárdez vivió muchos años en la zona de Gaboto y Garzón y hacía ya 15 años que vivía en Barra y Amenábar con un hijo que tiempo atrás se fue, según acotó otra vecina.

En tanto, quienes investigan lo sucedido determinaron que Bernárdez era trabajadora sexual y paraba en Perú y Presidente Perón. Allí algunos comerciantes creen haberla visto junto a otras trabajadoras.

"Siempre hay chicas acá. Se paran en Perú o bien en la vereda de enfrente, donde está la estación de servicio. Tienen mucha demanda y están entre las 21 y la 1, a más tardar. Algunas consumen, no todas, y esta mujer era una gordita medio rubia que no estaba siempre", dijo un comerciante de la zona.

Según trascendió, la noche del martes Bernárdez habría estado en la "parada" hasta que alrededor de las 23 se retiró junto a dos jóvenes rumbo a su casa. No obstante, esa hipótesis es una de las dos o tres líneas seguidas por los pesquisas para aclarar el crimen.

Por otro lado, los vecinos apuntaron a distintas bandas que se dan cita en esquinas del barrio, sobre Rueda y sobre Campbell.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario