POLICIALES

Fusilaron a un adolescente en barrio Las Flores

Eric Gorosito recibió siete impactos de bala. Estaba ligado a la familia Schneider y al clan Cantero. No tenía antecedentes y lo habían amenazado.

Lunes 07 de Diciembre de 2020

“El Eric” le decían, era un chico de barrio de 16 años que nació en la zona de España y Malvón, pleno barrio Las Flores. La madrugada del domingo estaba en un cumpleaños y salió con dos amigos a comprar una gaseosa o una cerveza, nunca se sabrá. Cuando llegaron a la esquina del Pasaje 521 y Pasaje 515 se pararon un minuto, eran las 3.30 y apareció una moto roja, dicen los testigos; uno de los que iba en la moto llamó a uno de los tres por su nombre y empezaron las balas. Más de 7 balazos fueron para Eric Gorosito, que quedó solo frente a la pared de una casa, casi un fusilamiento. El chico fue trasladado por un vecino al Hospital Roque Saénz Peña y a las seis murió.

Los vecinos llamaron a la policía, que llegó a las 3.55. Según cuentan, a metros de donde mataron a Eric está siempre detenido un móvil que custodia “la casa de un muchacho”. Ese móvil no se movió de su lugar. “Ni aparecieron”, contó alguien que pudo ver “como un auto levantó al pibe y se lo llevó a los piques”. En la vereda de los impares del Pasaje 521 quedaron las vainas servidas y las manchas que dejan todas las muertes a tiros.

Unos minutos después del ataque dos o tres motos rodearon la casa de familiares de Eric: “Llamamos al 911, pero no vino nadie. Teníamos miedo que nos balearan. No sé que pudo pasar. Eric era un chico muy bueno. Jugaba a la pelota y todos lo querían. Pregunte en el bario y le van a decir”, contó un familiar del chico muerto a ♫asLa□Capital♫xs.

>>Leer mas: En brutal ataque matan a una hermana de Ariel Cantero, un líder de Los Monos

Y el barrio respondió las preguntas. Eric al parecer es “un hijo no reconocido del Pájaro Cantero” y eso lo marcó en sus pocos años de vida. La madre, Mariana, estuvo ligada al Pájaro pero se alejaron. "No hay pruebas de ADN, pero todos sabemos que es así”, dijo un viejo vecino.

La familia de Eric esperaba el cuerpo en el patio de la casa de España y Malvón. “Era un chico respetuoso. No molestaba nunca a nadie, estaba en segundo año de la escuela y vivía acá. Nunca fue preso, nunca vendió drogas. Tenía sus amigos como todo chico de esa edad y nada más.“ contó un allegado.

La abuela de Eric es Mercedes Shneider. La familia Schneider y la familia Cantero mantienen un conflicto desde hace años. Las dos familias provenían de la zona del bajo Ayolas y fueron de los primeros en llegar al barrio Las Flores. Según comentan otros vecinos que conocen la historia “una parte de la familia se dedicó al narco y otra no. Esta parte trabaja como albañiles y en otras cosas, pero las venganzas se cruzan y no distinguen a que parte de la familia le disparan”.

Mercedes Schneider cuenta sus muertos con las dos manos: “Mataron a mi hijo: a José Luis Schneider, mi hijo; a mi hermano Felipe; a David Díaz, que es mi otro sobrino; a Sergio, otro sobrino. Nosotros no tenemos nada que ver con los otros Schneider, nosotros trabajamos”, contó Mercedes y agregó: “Esta semana, no sé si el martes o miércoles, le mandaron a decir a Eric que lo iban a matar y él me dijo «abuela hay gente que me odia, y me envidia», yo le dije que eso pasaba por que él era distinto, por que no hacía nada malo. Y lo mataron”.

La mujer, ya grande y con antiguas canas estaba rodeada de su familia en el patio de la casa esperando noticias del cuerpo. La casa es humilde y las tías y primas de Eric tenían los ojos llorosos y el gesto del dolor. “Era un chico bueno. No sabemos por qué lo mataron así. Tal vez alguno lo entregó, nunca se va a aclarar.”

>>Leer mas: Matan de cuatro tiros a un hombre en supuesta venganza por otro homicidio

Otra familiar estaba incendiada: “Todo es corrupción, la Justicia es corrupta. Liberaron a un hombre que es parte de la familia y mandó a matar gente y esto sigue. No se puede vivir más entre los tiros y la venta de droga en Las Flores, estamos cansados. Te usurpan las casas, te matan. Ahora nos sacaron un pedazo de alma, pero ¿Hasta cuando?, Los fiscales son lo más corrupto que hay, la policía está comprada. Y esto sigue”, la mujer podría hablar cinco horas seguidas, dice conocer “demasiado”.

La historia de sangre de los últimos años de la familia Schneider es lapidaria. En julio de 2017, José Luis Schneider (40 años) fue asesinado con un balazo en la nuca en Guardia Morada y Petunia (Las Flores). Un crimen que para la crónicas policial formó parte de una serie de ataques vinculados con el asesinato de Isabel Petrona “Chabela” Cantero, hermana de Ariel Máximo “El viejo” Cantero, ocurrido el 16 de junio de ese año en Lirio y España.

En julio de 2018, fue asesinado Juan Carlos Schneider (42 años) en un ataque en Magaldi al 9800. Recibió múltiples impactos de bala. En enero de ese año, Sergio Díaz (39 años) -pareja de María de los Angeles Schneider, alias "Pato"- fue ejecutado por desconocidos desde un auto mientras se desplazaba a bordo de una bicicleta por el acceso sur de la ciudad. El hermano de Sergio, -Gustavo-, había sido asesinado el pasado 12 de julio de 2017, en las inmediaciones de Villa Manuelita.

El cuerpo del chico mostró once heridas de bala. Cuando falleció, cerca de las seis del domingo, la fiscal de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro dispuso relevar las cámaras que pudieron haber tomado los movimientos previos y posteriores al crimen en la esquina de los dos pasajes y recabar testimonios tendientes a esclarecer el episodio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS