Policiales

Ex candidato a concejal y dos policías irán a juicio por comerciar drogas

El titular de la Fiscalía Federal Nº 2 de Santa Fe solicitó la elevación a juicio de la investigación.

Sábado 12 de Mayo de 2018

Un ex precandidato a concejal de la ciudad de Santa Fe y dos policías irán a juicio junto a otras siete personas acusadas de integrar un banda que se dedicaba a comercializar estupefacientes en la capital provincial y en Cañada Rosquín. El titular de la Fiscalía Federal Nº 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, solicitó la elevación a juicio de la investigación contra la banda familiar que operó, entre agosto de 2016 y julio de 2017.

   La pesquisa se inició en 2016 ante la sospecha de que Darío Miguel Bergallo (que estaba detenido por una causa de homicidio) y su hermano, el ex precandidato a Concejal de Santa Fe, Luis Angel "Coco" Bergallo, comercializaban drogas por lo menos desde agosto de ese año.

   En ese contexto, en julio de 2017 se ordenaron allanamientos en los que se secuestraron 415 gramos de cocaína y 482 gramos de marihuana. En la investigación se determinó que la banda no sólo manejaba droga sino que además disponía de armamento, mantenía contactos dentro de algunas cárceles cercanas y tenía cierto código de comunicación atento a posibles intervenciones telefónicas.

   En su requerimiento de elevación a juicio, el fiscal Rodríguez les adjudicó a los dos hermanos ser los líderes de la banda.

Clan familiar

Según la teoría fiscal, los Bergallo organizaban actividades de comercialización de estupefacientes en Santa Fe y Cañada Rosquín y "armaron una estructura funcional que facilitó la comisión de delitos previstos en la ley que pena la tenencia y tráfico de drogas proveyendo y coordinando los medios necesarios para configurar un mecanismo eficiente dirigido al logro de la finalidad propuesta". Esa finalidad, para la Fiscalía, fue la conformación de un clan predominantemente familiar que recibiría grandes cantidades de material ilícito" para ser "distribuido por eslabones inferiores".

   Dentro de la banda, el fiscal ubica en roles subalternos a otro hermano de los Bergallo, Fabián David; y a sus mujeres (María Laura Lamanna, de 29 años y pareja de "Coco"; Silvia Elisa Díaz, pareja de Fabián; y Judith Anahí Segovia, de 32 años y ex pareja de "Coco"), sindicados como quienes establecían los vínculos con los minoristas. También incluye en la banda a dos agentes de la policía de Santa Fe: Carlos Alberto Maldonado, de 41 años, y Adrián Alberto Nazara, de 31.

   Para Rodríguez, los civiles contaban con distintos puntos de venta minorista en Santa Fe y Cañada Rosquín y los policías les brindaban la protección necesaria para garantizar su funcionamiento. La Fiscalía pidió que estos últimos fueran a juicio por los delitos de "confabulación agravada" e "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

También llegarán a juicio Roberto Carlos Herrera, de 43 años y afincado en Cañada Rosquín; y Cándida Eulogia Sandoval, de 53 años; a quienes les imputan tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Es decir, de tener contacto directo con los clientes.

Líderes

Luis Alberto "Coco" Bergallo tiene 46 años, era empleado de Vialidad Provincial y fue precandidato a concejal en la ciudad de Santa Fe por la lista Unidad Ciudadana para las internas del años pasado. Cayó preso el 7 de julio de 2017 cuando Prefectura Naval Argentina realizó media docena de allanamientos en los barrios Yapeyú, San Agustín y Cabaña Leiva de la capital provincial y en la localidad de Cañada Rosquín.

   El fiscal Rodríguez consideró que "Coco" Bergallo "emprendió una carrera política demostrativa de su intención de penetrar al cuerpo legislativo del Municipio en aparente representación de intereses colectivos, paradójicamente mientras desplegaba en forma paralela la actividad ilegal".

   "Coco" y su hermano, Darío Miguel Bergallo —que cuando se realizaron los allanamientos estaba preso por un homicidio en en barrio santafesino de La Tablada— fueron considerados como los organizadores de la red de distribución de drogas y luego procesados por el juez Federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño, por los delitos de "organización del comercio ilícito de estupefacientes", en concurso real con "comercio de estupefacientes" y "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización" agravados por la participación de tres o más personas.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario