POLICIALES

Este año no se incorporarán pistolas Taser en Santa Fe

La cuarentena torna imposible la capacitación a la policía para su uso inmediato. Se analiza esta y otras armas consideradas de baja letalidad

Martes 13 de Octubre de 2020

Desde el año pasado, cuando el gobernador era Miguel Lifschitz y su ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, el gobierno santafesino evalúa si comprar o no pistolas Taser, un arma que “interfiere el sistema nervioso muscular e inmoviliza a una persona con descargas eléctricas al ser alcanzadas por dardos punzantes de 50 mil voltios, una potencia que desciende al llegar al cuerpo para paralizar a quien recibe la descarga varios minutos”, según su definición técnica. Ahora es el gobierno de Omar Perotti y su ministro Marcelo Sain el que evalúa adquirir la herramienta considerada no letal. “Se estudia aplicar este tipo de tecnología, que de por sí precisa de mucho protocolo para usarse ya que el efectivo que la lleva encima también carga el arma reglamentaria y debe ser consciente de cual de las dos usar ante cada circunstancia que se le presente”, dijo en ese sentido Sain a este diario.

Para el ministro de Seguridad las armas de “baja letalidad” están en estudio en Santa Fe y otras provincias. “Además de las Taser hay otras opciones. Hasta el gas pimienta está en estudio”, dijo Sain, aunque aclaró que “este año no está pautada la compra ni implementación de las Taser pero tal vez sí en 2021. El instrumento funciona con protocolo y capacitación previa para no convertirse en algo peligroso”.

Embed

“Algunos detractores de este tipo de armas —sostuvo Sain— plantean que es una especie de picana. Pero con ese concepto un velador acondicionado y con la bombita rota también es una picana, así como una bolsa plástica se puede usar para hacer un submarino seco. Los que usen este tipo de armas deben pasar por una etapa de capacitación y esto es imposible hoy en el marco de la cuarentena. ¿Cómo reunimos a un grupo considerado de efectivos y los capacitamos? Sería imposible”.

Instrucción adecuada

La empresa Taser promociona su producto como el “único en el mundo capaz de tomar el control de los nervios motores y sensoriales en conjunto y causar un verdadero impacto electromuscular temporal”. La firma aclara que “los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad que sean dotados de Taser deben recibir instrucción adecuada”.

En Estados Unidos la policía las usa desde 2000 y en otros 70 países son de portación legal para fuerzas de seguridad. En ese marco, según datos de Amnistía Internacional, entre 2001 y 2016 al menos 670 personas murieron solo en Estados Unidos por una descarga de Taser. En un informe de mayo de 2019 la organización dejó en claro que este tipo de pistolas “debe usarse solo como sustituto de armas letales y únicamente por personal capacitado”.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) de la Argentina, en tanto, destacó en su momento que “la experiencia internacional demuestra que la categorización de “arma no letal” de las pistolas Taser conduce a usos indiscriminados porque los funcionarios suponen que pueden utilizarlas con menos restricciones que a las armas letales”.

“Con un arma letal —consideró Sain— se puede evitar un hecho que impida una consecuencia ulterior mucho más gravosa que dio lugar a la intervención del policía. O podés con un arma no letal o de baja letalidad generar una catástrofe. Plantear que el arma de fuego, la Taser o el gas pimienta son peligrosos en sí mismos sin dar cuenta de cómo se usa es una tontería”.

“El año pasado un policía le pegó un tiro en la pierna a un ladrón que iba armado en Italia y Montevideo y logró un mal mayor”, recordó el ministro. Y mencionó que en el caso del policía federal Juan Pedro Roldán (asesinado de una puñalada el pasado 29 de septiembre por Rodrigo Roza, un enfermo psiquiátrico que amenazaba a la gente con un cuchillo cerca del Museo Malba de Buenos Aires y luego fue muerto por un tiro del propio policía) “si hubiera habido una pistola Taser o un arma no letal se hubieran impedido las dos muertes”.

Equipamiento

Por otra parte el ministro Sain aseguró que se trabaja en el armado de los Centros de Análisis y Operaciones Policiales (COP) que se asentarán en Santa Fe, Rosario, Rafaela, Reconquista, San Lorenzo y Venado Tuerto para producir análisis criminal, planificar intervenciones policiales focalizadas y evaluar el desempeño operacional policial posterior.

“Son tres niveles que funcionarán en un mismo edificio. De allí partirán los análisis criminales y las órdenes operativas para prevención del delito. A partir de un análisis de zonas calientes o situaciones previas de conflicto se organizará la seguridad en la zona. Ya lo estamos haciendo pero de manera experimental y con recursos escasos. Es más, ya se comenzaron a dar las primeras detenciones de responsables de ataques a balazos en viviendas y de robos en la calle”, explicó.

El 29 de septiembre el presidente Alberto Fernández anunció una partida de 3 mil millones de pesos para que Santa Fe destine a mejorar la seguridad. En tal sentido, Sain adelantó que “se comprará tecnología de hardware y software, equipamiento informático para los COP, celulares de última generación para geolocalizar a efectivos y móviles, sistemas de video, drones y un tendido estratégico de fibra óptica”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario