Femicidio

"Era un buen tipo, no mataba una mosca", afirmó la hermana de la mujer asesinada a martillazos

Lumila, familiar de la víctima del femicidio de de ayer en Gálvez, se mostró sorprendida por lo sucedido. "No puedo creer lo que pasó", relató al tiempo que señaló que "lo único que quiero es que descanse en paz"

Miércoles 16 de Enero de 2019

Danisa, la mujer que ayer fue asesinada por su esposo, Jorge Trossero, recibió ayer por la mañana el llamado de su hermana Lumila Canale. Fue un contacto más, casi de rutina. Y lo último que le dijo la víctima fue que su marido, el agresor, se encontraba bien. Y la pregunta no fue casual, puesto que el hombre atravesaba un cuadro de depresión. De hecho, cuatro años atrás había estado internado en un hospital psiquiátrico de Rosario tras intentar quitarse la vida. Nada ni nadie podía aventurar lo que podía llegar a hacerle a su esposa, con quien mantenía una relación desde hace siete años -se casaron en 2014-.
Un rato después de ese diálogo, Lumila recibió un llamado telefónico. Era una vecina de Danisa que le avisó que a su hermana le había sucedido algo, aunque no tuvo mayores detalles. En medio de un estado de incertidumbre y angustia se fue hasta la vivienda de su hermana en Liniers al 900, de la ciudad de Gálvez, y al llegar se encontró con una imagen desoladora: móviles policiales rodeando la zona y peritos científicos en la propiedad relevando las pruebas y tomando huellas.
Apesadumbrada y sin tener certeza de lo que había sucedido, Lumila fue primero al Samco galvense y luego al sanatorio donde se recibió la horrorosa e inesperada noticia. Su hermana había sido golpeada salvajemente por su cuñado con una maza de albañilería y estaba con pocos signos vitales.
A esa altura el agresor, Jorge Trossero, ya había llamado a la Comisaría 2ª de esa ciudad para dar aviso del macabro hecho que había cometido. "Vengan porque maté a mi mujer", dijo y dio la dirección.
"Estaba en shock y aparte estaba supermedicado. Era más un ente que un violento", aseguró la hermana de la víctima.
No entiendo nada. Mi cuñado era buen tipo, no mataba una mosca".
Hoy, Lumila fue a Santa Fe para aportar documentación de Danisa, mientras el cuerpo médico forense realizaba la autopsia del cadáver. En total, los peritos pudieron establecer que la mujer perdió el 90 por ciento de la masa encefálica tras recibir al menos diez mazazos en la cabeza.
"Son sentimientos encontrados por que él (por su cuñado) era buen tipo, no mataba una mosca. No podemos entender qué fue lo que pasó, qué fue lo que lo llevó a eso. Ella fue al dentista un rato antes y media hora después pasó esto. ¿Qué pasó en esa media hora?, no lo sé y no lo voy a saber nunca porque ella ya no va a hablar y él está en shock y aparte está supermedicado. Era más un ente que un violento", dijo la hermana de la víctima al diario UNO de Santa Fe.
La hermana de la víctima del femicidio destacó además que su cuñado en los últimos meses se encontraba con un cuadro de depresión muy grande. "Todos me preguntan si él había sido un violento y yo les digo que jamás", sostuvo.
Al ser consultada sobre si alguna vez Danisa le había relatado un hecho violento, lo desestimó: "Nunca. Yo tenía una relación con mi hermana súper estrecha y como familia nos contábamos todo. No puedo entender lo que pasó", aseguró.
Lumila también se refirió al último diálogo que mantuvo con su hermana antes de que su marido la atacara de manera vehemente. "Yo hablé con ella a la 13.30 y me dijo que estaba todo bien. Le pregunté cómo estaba Jorge y me dijo que bien, con sus altibajos de siempre. Me dijo que había estado haciendo los repartos de la verdulería toda la mañana y estaba todo bien. Yo me entero que ella fue al dentista después", explicó.
"Para mí hasta ayer, a las 15.30, él era una persona excelente. Un marido muy bueno, un tío con mi hija súper cariñoso y un cuñado buenísimo. Él me ayudó siempre, entonces no salgo de mi asombro, no puedo creer dónde estoy parada ni lo que pasó", contó con una mezcla de angustia y sorpresa.
También contó que Danisa estaba "muy preocupada por él. Había días que él estaba totalmente ido. No ponía voluntad para salir adelante". Y agregó: "Su depresión era por la plata".
Por último, Lumila Canale dejó un pedido para que su hermana Danisa descanse en paz. "Es obvio que quiero justicia por mi hermana, pero más que eso quiero que descanse en paz. Ni que él se mate o se muera dentro de una cárcel me va a devolver a Danisa. Yo lo único que pido es que ella descanse en paz", cerró con dolor.



En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});