POLICIALES

Empleado de Seguridad y su hijo policía, presos por usureros

Un agente de la Mayordomía del Ministerio y su hijo prestaban dinero y cobraban exhorbitantes intereses. Tenían pagarés firmados en blanco.

Domingo 20 de Septiembre de 2020

El juez Sergio Carraro dispuso la prisión preventiva para H.O.C., de 58 años y empleado de la Mayordomía del Ministerio de Seguridad, y a su hijo P.N.C., un policía de 34, acusados de usura en una pesquisa que llevan adelante las fiscales Mariela Jiménez y María Laura Urquiza, de Santa Fe.

Las fiscales informaron que “el mayor de los hombres fue imputado como autor de usura, amenazas coactivas en perjuicio de tres personas y tenencia de arma de uso civil”, mientras que su hijo “fue acusado por usura, malversación de caudales públicos y tenencia de arma de uso civil sin la debida autorización”.

“El imputado de 58 años delinquía desde 2007 mientras su hijo se sumó a las actividades en 2016”, indicaron las fiscales. “Aprovechándose de la necesidad de las víctimas, les prestaban dinero y luego les exigían el pago de intereses desproporcionados”, explicaron las funcionarias.

Asimismo, relataron que “las víctimas debían devolver el dinero en cuotas mensuales y tenían que brindar recaudos o garantías de carácter extorsivo, como pagarés firmados en blanco”.

>>Leer más: Estafas, robos y amenazas, entre los delitos más denunciados

El mayor de los hombres “aprovechaba su empleo en el Ministerio de Seguridad provincial para intimidar y coaccionar a sus víctimas, a las que les decía que era un funcionario provincial de alto rango y con fuertes influencias policiales y políticas”.

“Por su parte, a su hijo (trabaja en la División Asuntos Juveniles de la UR I) también se le atribuyó sustraer el celular de un detenido y por ello se le atribuyó la malversación de caudales públicos”, aclararon.

“Los dos imputados fueron detenidos el pasado miércoles por tareas realizadas por personal del Organismo de Investigaciones (OI) ” y tras ello se realizaron cuatro allanamientos en Santa Fe y uno en San José del Rincón. “En dos de los lugares allanados funcionaban geriátricos irregulares motivo por el cual se dio aviso a la Municipalidad santafesina”.

Las fiscales también dijeron que “en los operativos se secuestraron dos armas de fuego, 3 millones de pesos, 5 mil dólares, euros, reales, dos autos, 350 pagarés firmados en blanco, cinco tarjetas de débito de terceros y documentación vinculada a los préstamos usurarios”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS