crimen

El único imputado en el crimen de Santa Isabel recuperaría hoy la libertad

Juan José D. estaba detenido por el asesinato de de Federico Landriel. Pero un testigo involucró a otras dos personas. Hoy habrá una nueva marcha por Justicia.

Miércoles 03 de Junio de 2020

Un nuevo e inesperado giro tuvo la causa de Federico Landriel, asesinado en Santa Isabel, ya que apareció el testimonio de una persona que involucró a otras dos como autores del disparo que acabó con la vida del joven. La fiscal Andrea Cavallero había imputado por el crimen a J.J.D., pero podría recuperar hoy mismo la libertad. La hipótesis del crimen pasional a la que se había aferrado la funcionaria judicial, se desvaneció con el correr de las horas. Hoy habrá una nueva marcha a las 14 horas.

El viernes pasado, el joven Landriel partió como todos los días a su trabajo rural en bicicleta. A las 5,30, más o menos, es hallado en el suelo en adyacencias de calle Francia y Ruta 94. Fue llevado a la salita de atención médica comunitaria donde se constató, pese a las maniobras de reanimación, que había fallecido. La primera hipótesis fue la de un accidente de tránsito. Luego el médico forense de esa localidad constató que tenía un orificio de bala en la sien con salida.

El joven Landriel había retornado con su ex pareja hacía unos quinces días. Con esa mujer tuvo dos hijos. En esos años en los que estuvo separada, la chica mantuvo una relación con el imputado por la fiscal Cavallero, J.J.D.. La teoría cerraba perfecta. El hombre despechado actuaba con ira acabando con la vida de la persona que se había ido con su ex pareja. Además habían descubierto unos mensajes de celular amenazantes hacía Landriel por parte de Juan José D.

Pero nada de eso se pudo comprobar y ayer apareció una persona que brindó un testimonio clave para la causa. Al parecer dos jóvenes habían robado una moto en Santa Isabel y se dirigían a Venado Tuerto para intentar venderla o “reventarla” como se dice en la jerga delincuencial.

>> Leer más: Giro inesperado en la causa de un joven que murió en Santa Isabel

En la huida a Venado Tuerto se cruzaron con Federico Landriel y decidieron hacer una “changa extra”. Así fue como se bajaron del rodado y se trabaron en una feroz pelea con Federico al que intentaron robar. Como no podían cumplir su cometido, uno de ellos extrajo un arma (posiblemente un revólver calibre 22) y le descerrajó un disparo en la sien.

Lo que en un principio, en la madrugada del viernes pasado, se creyó que era un accidente de tránsito terminó siendo (según ese testimonio clave brindado ayer por un testigo) un horrendo crimen con fines de robo. Los jóvenes que se dirigían en la moto robada a Venado Tuerto estaban completamente “intoxicados”, según aseguró una fuente de la investigación.

Hoy a las 14 horas habrá una nueva movilización popular por las calles del pueblo para reclamar justicia por Federico. El lunes se realizó la primera en la que centenares de personas desfilaron por la plaza central y que estuvo encabezada por el presidente comunal Jorge Raverta quien se mostró sumamente molesto, al igual que la mayoría de los manifestantes, con la actuación de la fiscal Andrea Cavallero a la que también acusan de no haber hecho acto de presencia en la movilización ni de contestar las llamadas del jefe comunal.

Por su parte el padrastro de la persona imputada que hoy podría recuperar la libertad ( J.J.D.), Julio Barzo, había pedido, el lunes pasado, que se esclarezca el hecho. El testimonio de Barzo fue premonitorio ya que había dicho que “por el bien de la comunidad es bueno saber lo que realmente sucedió y que caigan todos los que tengan que caer. En estos momentos creo que J.J D es un perejil como se dice”. Todo indica que Barzo tenía razón.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario