Policiales

Dos viejos hampones fueron detenidos e imputados por elrobo a una vivienda

José Luis "Pepón" Salerno y Carlos Marquardt volvieron tras las rejas junto a un cómplice. Sus nombre llenaron varias páginas policiales.

Sábado 22 de Diciembre de 2018

José Luis "Pepón" Salerno y Carlos Segundo "Carlitos" Marquardt, dos antiguas celebridades del hampa local, fueron detenidos e imputados por el fiscal Emiliano Ehret por el robo a una vivienda de Casilda cometido en septiembre pasado. Junto a "Pepón", de 63 años, y "Carlitos", de 72, también fue acusado Adrián Santiago Josef, de 39 años. A todos les imputaron ser coautores del delito de robo calificado por uso de arma y por su comisión en poblado y en banda, y privación ilegítima de la libertad agravada. El juez de garantías Carlos Pareto les dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de 90 días. El trío había llegado a la audiencia como sospechoso de otros cuatro hechos (dos en Chabás y dos en Bigand) pero por el momento el fiscal no se los imputó mientras recaba más pruebas.

Bajo la lupa

Para el 10 de septiembre pasado la Policía de Investigaciones (PDI) de Casilda tenía bajo la lupa una gavilla de ladrones que había realizado al menos cuatro robos en viviendas en Chabás y Bigand (departamento Caseros) y también en las localidades de Teodelina, Coronel Bogado y Totoras. Tan en la mira tenían a la banda los pesquisas, que habían logrado incluso escucharla en sus conversaciones telefónicas.

La madrugada del día del robo, alrededor de las 3, el trío llegó a una vivienda de calle Casado al 2200 de Casilda a bordo de un Ford Fiesta Kinetic oscuro que manejaba "Carlitos" Marquardt, el veterano del grupo. Según la imputación, "Pepón" y Josef ingresaron a la vivienda y tras amenazar a la pareja que vive allí les robaron 18 mil pesos y celulares. Antes, el dueño de casa fue duramente golpeado en la cara, y luego se fueron del lugar en el mismo auto en el que habían arribado.

El modus operandi de la banda era de manual: irrumpían en viviendas durante la madrugada, sorprendían a los moradores durmiendo, los reducían, amordazaban y luego, bajo amenazas con armas de fuego, les exigían que les digan donde tenían objetos de valor y dinero en efectivos.

A los pocos días del robo en Casilda, el fiscal Ehret ordenó allanamientos en los que fue detenido Agustín M., un joven de 30 años condenado en un juicio abreviado en 2016 por varias entraderas. En el cruce de información con otras dependencias, el fiscal se enteró que Adrián Santiago Josef, de 39 años y también sospechoso, había caído preso tras un robo en Rafaela. Dos meses más tarde, el funcionario reunió la evidencia necesaria para ordenar la detención de "Pepón" en su casa de Rossini al 1300; de "Carlitos", en Marcos Paz al 3100; y de Adrián Josef, en Los Cocos al 2800; todos domicilios de Rosario.

Antecedentes

De los tres detenidos, el que tiene mayor peso específico en el mundo del hampa es "Pepón", un influyente delincuente que tuvo su momento de apogeo durante fines de la década de los 80 y principio de los 90 del siglo pasado cuando estuvo ligado al negocio narco. Tiempos en los que supo brillar también Jorge Halford, quien se atrevió en abril de 2011 en un juicio en los Tribunales Federales a denunciar: "En Rosario nadie vende drogas sin permiso de la policía".

"Pepón" Salerno tenía por entonces dos socios: José Luis Salazar y Sergio "Toroncho" Bonfiglio. Los tres fueron actores de una causa iniciada en marzo de 1993 y archivada años más tarde que incluyó la investigación de ocho policías, el robo de dos prontuarios de Jefatura y amenazas de muertes a la ex jueza federal Laura Inés Cosidoy. En esos tiempos la droga se compraba en lugares no expuestos públicamente.

El grupo, de acuerdo al avance de esa investigación, había contado con la cobertura de policías santafesinos. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones sobreseyó a los uniformados por supuestas "irregularidades procesales". "Pepón", Salazar y "Toroncho" fueron juzgados y condenados a 10 años de cárcel.

Lo último que se conocía de la vida delictiva de Salerno fue que el 22 de septiembre cayó preso en el marco de la investigación federal que llevó tras las rejas a la mujer conocida en la zona norte como "La vieja Alcira", de 82 años, y Fabián Eduardo "Polaco" García. Salerno quedó a disposición de la Fiscalía Federal Nº 3.

Marquardt, en tanto, es conocido en el hampa como "Carlitos". El hombre tiene un nombre en el mundo del robo de bancos y blindados. Su última condena en Rosario fue en un juicio abreviado por una entradera en una casa de Arroyito ocurrida en diciembre de 2014 y que por su edad, 72 años, estaba terminando de pagar con prisión domiciliaria.

Sobre él pesaban dos ordenes de captura. En mayo de 2015, Marquardt fue trasladado desde la comisaría 9ª, donde estaba alojado, a la ciudad de Villa Mercedes, en San Luis, para ser acusado por un robo cometido en marzo de 2010. El juez Penal Nº 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, lo procesó como autor de ese atraco.

"El pibe"

Finalmente, Adrián Santiago Josef fue preso en 2015 por delitos ocurridos en el departamento Las Colonias en mayo de ese año. Cayó en la localidad de María Susana en ocasión de un robo que no llegó a consumarse. En ese tiempo se dedicaba a los escruches y contaba con dos pedidos de captura: uno de la Fiscalía de Esperanza y el otro del Juzgado de Ejecución Penal de Rosario. La fiscal Clelia Trossero le atribuyó junto a dos cómplices la presunta coautoría de los delitos de robo calificado en poblado y en banda y asociación ilícita, atribuyéndole el ingreso en unas 14 propiedades del departamento Las Colonias (Santa Clara de Buena Vista, San Jerónimo Norte, San Carlos Centro, Franck y Esperanza), de donde se llevaron dinero y joyas.

El 6 de noviembre pasado Josef ya estaba en la calle nuevamente y junto a dos secuaces cayó preso en San Vicente (departamento Castellanos) cuando intentaban ingresar a una vivienda de calle Juan de Garay. El trío fue sorprendido por un móvil de la seccional 5ª que había sido alertado por un vecino. Uno de los ladrones fue detenido en el lugar. Josef y otro de sus cómplices logró huir en un Toyota Corolla pero fueron cortados por un retén policial en jurisdicción de San Martín de las Escobas. Dos días más tarde la fiscal de Rafaela, Mirna Segré, le imputó al trío la coautoría de los delitos de robo calificado doblemente agravado por escalamiento y por haber sido cometido en poblado y banda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});