Policiales

Dos policías federales contaron cómo siguieron y detuvieron a Zacarías

Dos efectivos de la Policía Federal declararon ayer sobre cómo se concretó en 2013 el operativo en el que cayó David Delfín Zacarías.

Viernes 25 de Mayo de 2018

Dos efectivos de la Policía Federal declararon ayer sobre cómo se concretó en 2013 el operativo en el que cayó David Delfín Zacarías, sometido a juicio oral por integrar una red narco junto a su esposa, sus dos hijos y otras siete personas. Uno de los efectivos contó como persiguió al acusado desde una casa de Don Torcuato donde retiró bidones con solvente en una camioneta hasta llegar a Rosario, donde cambió de vehículo mientras la carga era derivada a un chalé de Funes. El otro, sobre el allanamiento efectuado al día siguiente, cuando se descubrió una cocina de cocaína.

Los policías del Departamento de Delitos Federales expusieron ante los jueces Ricardo Vázquez, Otmar Paulucci y Germán Sutter cómo la "Operación Flipper" partió de intervenciones telefónicas que escuchaban en tiempo real hasta desembocar en el secuestro de 300 kilos de cocaína y dos mil litros de químicos para estirar la pasta base.

Los policías que declararon ayer comprometieron a Zacarías al detallar el operativo que marcó su caída un día después de que fuera a buscar los solventes, el 5 de septiembre de 2013. Delfín pidió un careo con uno de los policías pero el juez Vázquez no lo permitió.

Los uniformados respondieron sin lagunas preguntas del fiscal y de los defensores. El policía Damián Del Franco contó que trabajó sobre las escuchas directas cuando la investigación ya estaba avanzada. Dijo que se encargó vigilar la casa de Don Torcuato donde, por escuchas, sabían que "se gestaba el retiro de precursores químicos".

Con esos datos se apostó frente a la casa donde se haría la entrega. Minutos después Zacarías bajó de una Amarok que luego emprendió viaje a Rosario. El policía la siguió en moto hasta un peaje donde subió a una chata desde la cual siguieron de cerca a Zacarías.

En Córdoba y Circunvalación, contó, Zacarías se encontró con personas que iban en dos camionetas. Allí subió a una Toyota Rav 4 blanca y la mujer que la conducía tomó el mando de la Amarok. Mientras que su hijo Joel iba en una Ranger. Del Franco siguió en moto la Amarok hasta la casa allanada al día siguiente. El policía y otros dos efectivos fueron los primeros en llegar al lugar esa mañana. Allí vieron la Amarok y la Ranger y retuvieron a Zacarías hasta la llegada del resto de la comitiva policial.

El comisario Gustavo Quevedo, entonces jefe de Operaciones Interiores, contó que la investigación les llegó ya iniciada y la abordaron sin delegar tareas en fuerzas locales por el riesgo de connivencia. Del allanamiento recordó que la planta alta tenía los vidrios tapados con plástico negro, lo que permitía mantener el laboratorio operando de noche: "No era algo improvisado. Había una sector para reciclaje, otro para residuos, sustancias de corte y estiramiento, un balde, producto terminado en panes colocados en cajas. Había balanzas, secadoras, microondas, todos elementos para llevar a cabo el proceso de pe a pa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario