Policiales

Dos mujeres detenidas quemadas con lavandina

Dos internas de la Unidad Penitenciaria Nº 5 de Rosario fueron quemadas con lavandina hirviendo por otras tres detenidas. María S. y Jorgelina B. quedaron internadas en el Hospital Centenario.

Domingo 14 de Enero de 2018

Dos internas de la Unidad Penitenciaria Nº 5 de Rosario fueron quemadas con lavandina hirviendo por otras tres detenidas. María S. y Jorgelina B. quedaron internadas en el Hospital Centenario. En ese marco, más de 50 familiares de internas se agolparon pasadas las 11 de ayer en la puerta del penal de Ingeniero Thedy al 300 para velar por que no hubiera represalias o una represión policial.

"El lío es por una piba de Santa Fe a la que no la trasladan. Queremos que se la lleven", pedía una mujer en la puerta de la cárcel.

En la Unidad Nº 5 hay 34 internas; once en la planta baja y las demás en el subsuelo. La visitas de quienes están en el sótano se realizan en la planta superior a la que se accede por una escalera. Pasadas las 10.30 de ayer una de las internas del sótano subió para la visita y entonces mujeres alojadas en planta baja le arrojaron el líquido hirviendo. Una hora más tarde ocurrió otro episodio similar. "El personal no cuidó que no las volvieran a quemar", protestaban los familiares.

Sobre los motivos, aparentemente el viernes una interna habría agredido a la hija de otra, por lo que en represalia se llevó a cabo el ataque con lavandina hirviendo. Por esto se habían retirado los niños del edificio.

Pasadas las 19 de ayer la directora del penal, Virginia Godoy, atendió a algunos de los 50 familiares que seguían en la puerta. Sin embargo la funcionaria optó por no hablar con este diario. "Estamos pidiendo que se acerque alguien. Nos dicen los empleados que están solos", indicaron los familiares durante el día.

Según se indicaba ayer, detrás de los ataques hay una serie de enfrentamientos entre dos grupos de internas: las rosarinas y las santafesinas. "Esto va a hacer una masacre a la noche", temían algunos familiares. Las internas denunciaron en redes sociales que a raíz del traslado de "las santafesinas" que debería haberse concretado los primeros días de diciembre, les quitaron todas sus pertenencias.

"Este lugar es cada vez más hostil. No hay agua, hay bichos. Y hay una situación latente de traslado, todo difícil de sobrellevar en el encierro. Esto estimula una situación de conflictividad. Y se pasan factura de situaciones de afuera", describieron desde ONG Mujeres Tras las Rejas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario