Policiales

Dos hombres están graves tras balacera contra una familia por bronca vecinal

En el vecindario sindican a los hijos de una mujer como "narcos que quieren controlar el barrio" y consideran a las víctimas "gente de trabajo".

Lunes 08 de Octubre de 2018

La tarde del sábado quedó escrita con sangre para los integrantes de familia Medina, antiguos vecinos de los monoblocks del barrio Urquiza. Otra familia del lugar, conformada por Lorena R. y sus hijos, comenzaron a dispararles en la esquina de Monteflores y México. El conflicto se generó cuando Alejandro Medina se tomó a golpes con un allegado de la otra familia, Germán R., y los Medina fueron en su ayuda. En un momento apareció una pistola calibre 9 milímetros y un revólver 38 que, según testigos, estaban en manos de Elían R. y un "soldadito de ellos". Para los vecinos consultados ayer los R. son vendedores de droga que "desde hace como dos años quieren hacerse los dueños de la calle" mientras que los Medina son vistos como "gente trabajadora".

Ayer a la tarde miembros de la familia Medina, que viven en uno de los monoblocks de tres pisos de Viamonte al 7100, recibieron amenazas. A las 15 balearon el departamento desde una moto. Anoche las motos atronaban y todos sabían que "Nahuel, Caballo y Ceja R. se mudaron, aunque dicen que uno se está aguantando en una casa a una cuadra".

La feroz balacera del sábado tuvo como resultado seis heridos, de los cuales cuatro seguían internados al cierre de esta edición: Mario Medina, 40 años, en el Heca con heridas de arma de fuego en abdomen y pierna izquierda; Antonio Félix Medina, de 70, estaba grave en el sanatorio Plaza con múltiples balas en el cuerpo; Alejandro Medina, de 37, seguía anoche en situación crítica en el Hospital Centenario. Finalmente, una adolescente baleada en la espalda estaba ayer fuera de peligro.

Por otro lado también fue herida Lorena Beatriz R. , de 35 años con un balazo en la pierna izquierda, y Ricardo Ariel R. (quien no es pariente de la familia R.) que recibió un disparo en el tobillo.

Según un parte de Fiscalía "al menos dos personas que están sindicadas e identificadas, ya con pedido de captura, realizaron disparos de arma de fuego contra otro grupo".

Familia

El barrio Urquiza termina en el oeste a pocas cuadras de Circunvalación. En sus monoblocks viven familias desde hace mucho tiempo como los Medina, parte de esos "primeros que vivimos acá desde hace casi 40 años. Son muchos de familia y muy queridos", dijo un vecino.

El sábado a la tarde Alejandro Medina, por causas que vecinos atribuyeron a "pavadas de barrio que se convirtieron en cosas graves", terminó a las trompadas con parte de la familia R. "Cuando vi que le pegaban a mi tío fui a ver qué pasaba. Ahí ya estaba mi abuelo, mi otro tío. Pero los amigos de los R. se metieron y empezaron a tirar", contó la adolescente baleada.

La chica no aportó más datos, de eso se encargaron vecinos de otras torres que prefirieron no dar sus nombres porque "no se puede confiar en nadie. Ayer cuando ocurrió esto otro vecino tuvo que llevar a Antonio al hospital porque acá no quieren entrar ni ambulancias ni taxis. Y los R. quieren ser dueños de todo", dijo un amigo de la familia. Otro testigo aseguró que "los Medina no tiene armas ni nada".

"Antonio, mi padre, se jubiló luego de trabajar años en la facultad de Ciencias Agrarias y otros de mis hermanos trabajan en fábricas importantes. Somos gente de trabajo", dijo Isabel Medina.

Confusa

La pelea fue confusa. Según testigos, en un momento varios integrantes de la familia estaban intentando separar a sus tíos y primos y se sumaron varias personas integrantes de la otra familia, entre ellas Lorena y su hijo Elían, alias "Nahuel".

"Se empezaron a escuchar tiros mientras varios pibes le pegaban a Alejandro en el piso. Fue una locura: corridas y tiros por todos lados, unos quedaron en el piso y casi no se podían mover, los vecinos agarraron a los Medina para llevarlos al Heca y al rato llegó una ambulancia", contó un vecino que vio toda la escena desde su casa.

Los vecinos se preguntaron por lo bajo que "si el problema fue a una cuadra, ¿por qué los móviles estaban en la casa de Medina? Los narcos son los otros y los cuida la policía. Ellos mismos dicen que trabajan para una banda conocida", dijo un antiguo amigo de ambas familias.

Una versión que corría ayer entre los monoblocks aseguraba que "a uno de los muchachos que está internado lo fueron a ver en nombre de estos narcos para que declare que no vio de dónde vinieron los tiros. Y para que aceptara decir eso le ofrecieron una moto y plata".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario