Policiales

Detenido con la banda de los Funes pactó pena por tenencia de armas

No estaba acusado dentro de la asociación ilícita. Aceptó dos años y medio de prisión condicional por el hallazgo de una pistola y un revólver en su casa.

Miércoles 29 de Agosto de 2018

Un plomero que estuvo detenido en el marco de la investigación de la banda cuyo liderazgo se atribuye a René Ungaro desde la cárcel de Piñero fue condenado a dos años y medio de prisión condicional por tenencia ilegítima de arma. Se trata de Gastón Leonardo Ragusa, quien admitió a través de un procedimiento abreviado haber tenido en su poder dos armas incautadas en un allanamiento en el Fonavi de Sánchez de Thompson al 200 bis, donde al menos hasta su detención se desempeñaba al frente de un consorcio.

El acuerdo judicial entre la fiscalía y el abogado defensor Hernán Tasada, se venía perfilando desde fines de abril pasado cuando el plomero fue detenido. Por eso desde hacía poco más de un mes se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria.

Relacionado

Ragusa terminó detenido en las series de allanamientos que se realizaron en los barrios Municipal, Tablada y República de la Sexta en busca de presuntos miembros de la banda que le imputaron liderar a René Ungaro desde Piñero, una asociación ilícita a la que se le atribuyen distintos ilícitos como usurpaciones de viviendas y amenazas, además de narcomenudeo. Incluso algunos están acusados de homicidios cometidos para asegurar su dominio territorial.

Entre los acusados de pertenecer a esta organización están los hermanos Alan y Lautaro "Lamparita" Funes, Carlos Jesús "Pelo Duro" Fernández, Brisa Amaral, Daniela Ungaro y Jeremías "Gordo Springfield" A., entre otros.

Si bien fue detenido junto con algunos de ellos el pasado 26 de abril en la audiencia imputativa realizada tres días después Ragusa no fue imputado como miembro de la asociación, ya que no estaba entre los buscados. Sin embargo, fue arrestado porque en su departamento fueron apresados dos de los sospechosos y además se hallaron dos armas de fuego aptas para disparar y escondidas en unos caños de agua: una pistola Bersa calibre 9 milímetros y un revólver calibre 32 largo sin marca.

En esa audiencia en la que se le imputó la tenencia de armas Ragusa quedó con prisión preventiva por el plazo de ley. Dos meses más tarde, en una audiencia en la que se revisaron las medidas cautelares su defensa desistió de la apelación porque ya estaba acordando un procedimiento abreviado con la fiscalía. El plomero entonces quedó cumpliendo un arresto domiciliario hasta que se homologara el acuerdo judicial.

Homologado

En ese sentido, ayer al mediodía se celebró una audiencia en el Centro de Justicia Penal en la cual el juez de primera instancia Luis María Caterina homologó el acuerdo celebrado entre la fiscal de Investigación y Juicio Gisella Paolicelli y el abogado Tasada.

Ragusa aceptó la pena de prisión condicional de dos años y seis meses como autor del delito de "tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil en concurso con tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra en grado consumado. Además deberá cumplir una serie de reglas de conducta como fijar domicilio, someterse a controles de la Dirección de Asistencia y Control Pospenitenciario, abstenerse de usar estupefacientes y no abusar de bebidas alcohólicas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario