Policiales

Declararon en el juicio a Los Monos y los mataron

Fueron asesinados en menos de un mes: ayer Daiana Irrazabal y el pasado 4 de agosto Diego Romero.

Domingo 02 de Septiembre de 2018

Daiana Magalí Irrazabal fue el segundo testigo del juicio oral contra la banda de Los Monos asesinado en el término de un mes. El pasado 4 de agosto mataron de cinco balazos a Diego Germán Romero, un hombre de 37 años que en 2013 había aportado nombres y roles de la banda del barrio Las Flores pero cuando fue convocado a declarar al debate a fines del año pasado primero se rehusó y luego, llevado por la fuerza ante el tribunal, desmintió sus dichos anteriores.

Sin embargo, hasta anoche la declaración de Irrazabal no era más que un detalle para nada menor en el inicio de la pesquisa por su asesinato, ya que no se descartaban otros móviles posibles. También en el caso de Romero, su familia negó rotundamente que su condición de testigo en ese juicio haya motivado su asesinato. "Fue por un problema personal que él tenía, no tiene nada que ver con los Monos", aseguró su mamá horas después del crimen.

Triple

Segundo coletazo por el homicidio de Claudio "Pájaro" Cantero, el triple crimen de Francia y Acevedo ocurrió la tarde del 28 de mayo de 2013 cuando cuatro personas a bordo de dos motos arremetieron con más de treinta disparos contra una camioneta que estaba detenida en esa esquina esperando luz verde. En el rodado iban familiares de Milton César, a quien por entonces se vinculaba con el homicidio del líder de Los Monos.

Como consecuencia del ataque murieron en el lugar Marcelo Alomar, un amigo de los César que era el dueño del vehículo, y Nahuel César, mientras que seis meses después falleció la madre de éste, Norma, quien había quedado cuadripléjica. A la feroz balacera sobrevivieron Claudio Hernández, entonces pareja de Norma, y dos hijos pequeños de ambos.

El triple crimen, por el cual fue condenado como instigador Ramón "Monchi Cantero" Machuca, fue una venganza urdida contra Milton. Esa masacre fue uno de los hechos ventilados en el juicio oral a Los Monos, en el que Daiana declaró el pasado 27 de febrero y relató que por esos días ella, su entonces pareja Nahuel y la familia de éste tenían miedo de ser blanco de un ataque a mansalva tras el asesinato de Cantero.

Declaraciones

Según publicara oportunamente este diario, el pasado 27 de febrero Daiana declaró ante el tribunal que juzgó a Los Monos acerca del triple crimen de Francia y Acevedo. "Se decía que venía todo a raíz de la muerte del Pájaro", recordó la joven, que por esos días estaba enojada con su cuñado Milton porque, según dijo, "andaba todo el día en la calle".

Ante las preguntas del fiscal, la joven dijo en varias oportunidades no recordar lo que había declarado durante la instrucción de la causa en 2013, aunque reconoció su firma en el expediente. Por eso le hicieron leer las declaraciones anteriores, que incluían charlas a través de Facebook con su cuñado Milton en las que le recriminaba lo que le había pasado a Nahuel. En ese marco Daiana reconoció haber brindado ese testimonio en Tribunales.

"El domingo que lo matan a Cantero yo me enteré por el Facebook y se lo comenté a Nahuel. Le dije que tendríamos que cuidarnos porque se comentaba que había sido su hermano Milton el autor y temíamos represalias de los Cantero. Al día siguiente el Colorado (por Claudio Hernández) le mandó un mensaje a Nahuel diciendo que lo habían matado a Demarre. Nahuel tenía miedo porque sabemos de lo que son capaces los Cantero", había dicho Daiana en Tribunales durante la instrucción.

Hace un mes

Por su parte, Diego Romero era considerado un testigo clave en la investigación contra Los Monos. Fue asesinado de cinco balazos el pasado sábado 4 de agosto, alrededor de las 22.30, cuando estaba en la puerta de su casa de Barra y La Paz, en la zona oeste de la ciudad.

"Estábamos cenando y Diego estaba hablando en la puerta de mi casa con un albañil que trabajaba con él. Una moto Honda Titán gris apareció en contramano por Barra, se bajó uno y tiró varias veces. Eran jóvenes por la agilidad con que se movían, tardaron segundos", dijo horas después del asesinato la madre de la víctima a este diario.

En 2013 Romero había declarado ante el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna, a quien le aseguró que conocía a los Cantero porque había estado detenido con algunos de ellos en la cárcel de Coronda y había vivido en Las Flores en 2001.

En esa declaración asentada en un acta con su firma se refirió a una propuesta que había recibido por parte de Mariano Salomón, uno de los condenados como segunda línea de la banda de Los Monos, para atender un búnker de drogas en Lima y 27 de Febrero durante doce horas diarias por 500 pesos y drogas como jornal. "Como no acepté me dieron un tiro en la pierna", había relatado en aquella oportunidad.

Sin embargo al ser convocado ante el tribunal oral del juicio en diciembre pasado se negó a asistir. Por eso debió ser llevado por la fuerza pública el 9 de febrero. Ese día declaró que no había acudido a la cita anterior porque no tenía nada que decir. Entonces el fiscal Gonzalo Fernández Bussy lo consultó por sus declaraciones anteriores y, aun corriendo el riesgo de ser denunciado por falso testimonio, Romero desconoció todo el contenido del acta.

Para la investigación del fiscal Luis Schiappa Pietra no era un dato menor la relación de la víctima con la banda de La Granada. Sin embargo, como en el caso de Irrazabal, no fue la única hipótesis en danza.

"Quieren ligar la muerte de mi hijo con el tema de Los Monos, porque él declaró en esa causa, pero esta muerte no tiene nada que ver con eso. Lo mataron por un problema estrictamente personal y nada más, pero no voy a decir de qué se trata", sostuvo aquella vez su madre.

ayer. Daiana fue asesinada en la casa de una amiga en el barrio Moreno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario