POLICIALES

Comerciantes de zona norte denunciaron extorsiones para "poder trabajar"

Si bien algunos no denunciaron los hechos por miedo otros ya hicieron reclamos en Fiscalía y las denuncias en sede policial

Lunes 26 de Abril de 2021

Las extorsiones invocadas en nombre de reconocidos delincuentes para presionar a comerciantes para que entreguen dinero a cambio de “protección” ya parecen una moda delictiva. En zona sur, según consta en varias denuncias, son moneda corriente. Es más, semanas atrás fue condenado un joven a tres años de prisión por chantajear a comerciantes con carteles del tipo “con la mafia no se jode” para amedrentarlos y obtener dinero.

Esos mismos tipos de aprietes son ahora denunciados por distintos comerciantes de la zona norte asentados sobre bulevar Rondeau entre el 2000 y el 4000. Se multiplican los casos en los que se refiere a un hombre que a mediados de abril pasó por algunos negocios invocando ser “hombre del Guille Cantero” y a varios les pidió diversos montos que llegaron hasta 25 mil dólares.

Los comerciantes hicieron denuncias tanto en la Justicia como con la policía. Pero dicen estar “a merced de estos delincuentes y sin una protección real. Nos sentimos todavía más inseguros”.

Muy asustados

Uno de los casos es el de un empresario que prefirió no dar su nombre, aunque sus denuncias están en Fiscalía desde hace cerca de un mes. “Todos estamos muy asustados y algunos ni siquiera quieren hacer la denuncia. Yo la hice en la policía y luego en Fiscalía. En mi caso pacté una entrega de dinero controlada, pero resulta que la plata la tuve que poner yo, nadie me la facilitó. Y ni así se pudo detener a quien me extorsionaba”.

En otros casos los extorsionadores invocaron a distintas bandas. En principio les dijeron a los comerciantes que respondían a la banda de Los Monos y que el jefe los mandaba para pedirles plata.

“Con el correr de los días cambiaron y dijeron que los mandaba gente de Esteban Alvarado. Eso se dio en varios casos, tengo entendido que también en empresarios con negocios más grandes”, aseguró este comerciante.

Algunos de ellos se reunieron con fiscales y con jefes policiales. “Nos atendieron muy bien, pero no nos dan la seguridad que pedimos. Nos aconsejan cómo movernos y actuar, pero tal vez no lo suficiente”.

El alerta de los comerciantes se dio al saber que “en zona sur ya son muchos los que pagan. Pero eso es una locura, no se puede pensar que de lo poco que vendés, encima con las restricciones de la pandemia, tenés que destinar una parte a estos delincuentes para trabajar tranquilo. Es lo último que falta, parece la mafia de las películas, pero en Rosario”, aseguró indignado uno de los comerciantes.

Por otro lado en la zona norte ellos y los investigadores policiales saben que hay bandas ya consolidadas y desprendimientos de otras bandas. “Siempre hubo delincuentes y algunas bandas aparecen siempre en los diarios. Sabemos que en la zona norte no estamos en un termo, pero eso de que aparezca un tipo y te diga que viene en nombre de una banda de otro lado nos llamó la atención. Por suerte todavía no hubo tiroteos a los negocios, porque ese es nuestro miedo: que empiecen a balearnos porque no les pagamos, pero tampoco tenemos para pagarles”, dijo Oscar, del barrio “La Florida”.

En el sur

El 5 de abril pasado un joven llamado Gastón Ereñú admitió su responsabilidad en al menos dos extorsiones a comerciantes de zona sur y fue condenado en un procedimiento abreviado acordado entre la fiscalía y la defensa a tres años de prisión efectiva por tentativa de extorsión. La sentencia contempla el pago de 90 mil pesos como reparación económica para los comerciantes perjudicados.

>>Leer más: Condenan a un hombre a tres años de prisión por una serie de extorsiones

Uno de esos hechos ocurrió el 17 de julio de 2020 cuando Gustavo G. encontró bajo el portón de su comercio de Garay y Chacabuco un papel escrito con una frase repetida en episodios recientes de la criminalidad en Rosario: “Te conviene dejar la plata porque cuando salís del negocio no llegás a tu casa. Con la mafia no se jode”, decía uno de los tantos carteles que le dejó hasta que finalmente fue apresado y terminó condenado

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario