Policiales

Cayó preso integrante de una banda narco ligada a Los Monos

Claudio Romero, de 45 años, estaba prófugo desde 2016 luego de ser procesado por integrar una asociación ilícita que comercializaba droga.

Domingo 02 de Septiembre de 2018

Un hombre de 45 años que estaba prófugo desde 2016 tras ser procesado en el marco de una causa por narcotráfico con múltiples eslabones que incluso se enlazaban con la banda de Los Monos, fue detenido el viernes tras un procedimiento de la Policía Federal en el barrio Rucci. Se trata de Claudio Marcelo Romero, que en su momento cayó detenido durante la "Operación Gringo", en referencia Mario "Gringo" Visconti, un integrante de la barra brava de Rosario Central al que se le adjudicó mover droga desde el norte del país hacia Rosario, y fue asesinado de nueve balazos hace dos años en un camino rural de Ibarlucea.

   La causa en la cual está involucrado el hombre recapturado el viernes en la zona norte es un desprendimiento del expediente 23772/14 conocido como "Los Patrones" que terminó con más de 30 procesados, entre ellos algunos miembros de Los Monos señalados de manejar el negocio de drogas desde la cárcel de Piñero como Ariel "Guille" Cantero y Emanuel Chamorro, y otros por regentear cocinas de cocaína como Horacio Castagno y Diego Cuello. El eslabón entre Operación Gringo y Los Patrones era el ejecutado Visconti.

   Romero está prófugo desde 2016 cuando las fuerzas federales lograron establecer los puntos de conexión y el entramado criminal que vinculaba a Rosario con distintos localidades del norte del país de donde se trasladaba droga, que llegaba en encomiendas a través del Correo Argentino, puntualmente desde Misiones, y luego se comercializaba en quioscos de las zonas noroeste y centro de la ciudad.

   En diciembre de 2016 el juez federal Nº 4 Marcelo Bailaque procesó a una grupo de 13 personas por formar una asociación ilícita dedicada a la venta de estupefacientes. El magistrado no individualizó una organización piramidal clásica, sino más bien de múltiples actores con roles diversos que no respondían a un jefe, aunque identificó a Visconti como el coordinador de todo ese entramado.

   Entre los ellos figuraba el ex aspirante a senador nacional por Santa Fe Juan Javier Granelli, residente en Casilda y de 41 años. También Eduardo "Picu" Smolsky, que tenía un programa partidario de Rosario Central en una radio de FM.

   Además procesaron a Cristian Negrete, oficial de la División Antidrogas Rosario de la Federal, que vivía con Smolsky en Urquiza al 1300. El juez lo acusó de vender estupefacientes desde ese domicilio y en la modalidad delivery abarcando la zona central de ciudad.

Monos y Gringos

En Operación Gringo se realizaron más de 20 allanamientos en Rosario, Misiones y Corrientes. Además de las detenciones de los principales miembros de la banda se incautaron 60 kilos de cogollos de marihuana y documentación que permitió profundizar las investigaciones.

   Esos procedimientos fueron consecuencia de una investigación de la Fiscalía Federal Nº 3 a cargo de Federico Reynares Solari. A principios de julio de ese año una brigada operativa de la Policía Federal interceptó un vehículo que hacía de puntero en Apóstoles, Misiones, mientras que la camioneta que transportaba la droga escapó. Entonces se lograron decomisar unos 500 kilos de marihuana.

   A la vez se detectó a un hombre oriundo de Puerto Esperanza que era proveedor de flores de marihuana (cogollos). A través de ese sujeto, de apellido Enríquez, se determinó que se usaban las encomiendas para el traslado de la droga a Rosario.

   En una de las comunicaciones que ese hombre realizó con Smolsky se pactó el envío de entre 20 y 30 kilos de los cogollos de marihuana. Es así como se dispuso la presencia de policías en el Correo Argentino que recibiría las encomiendas. Tras ello se hicieron 27 allanamientos con más de 50 kilos de estupefacientes decomisados.

   El desprendimiento de esta pesquisa tuvo como eslabón entre ambos grupos al ejecutado Visconti. Luego de muerto y tras analizar sus vínculos, los investigadores advirtieron la actividad de Smolsky que, según la pesquisa, adoptó el rol de distribuidor. Y a tal punto que un vehículo Audi A4 que estaba en poder de Visconti antes de que lo mataran terminó en manos de Granelli.

   Otros de los procesados en esa causa fueron Raúl Ruiz, Ricardo Juárez, Jonatan Illanes, el ya citado Claudio Romero y Sergio Silva. A todos se les dictó prisión preventiva pero evidentemente el detenido el viernes logró alguna morigeración que le posibilitó evadirse de la Justicia, al menos hasta que fue recapturado luego de los procedimientos ordenados por el juzgado federal de Bailaque a instancias de la secretaría de Mauricio José Donati.

En el barrio

Entonces con información de inteligencia y datos que se manejaron de manera sigilosa, una brigada de la División Antidrogas de la delegación Rosario de la Policía Federal logró la detención de Romero, uno de los integrantes del grupo procesado en la operación Gringo. Según fuentes policiales, la pesquisa ubicó al fugitivo en el barrio Rucci, lo que motivó un mayor despliegue de efectivos en una zona donde ya había sido aprehendido en 2016, puntualmente en Palestina y la vía del ferrocarril.

   "Trabajamos para desbaratar por completo a las bandas narcos que llevan tanto temor a los ciudadanos en Rosario y toda la provincia de Santa Fe. El profesionalismo en materia de investigación nos permitió dar un paso importante: todos aquellos que cumplieron un rol en organizaciones criminales van a tener que rendir cuentas ante la Justicia", aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario