Policiales

Caso Beroiz: investigan la ruta del dinero usado para pagarle al sicario

Advierten que el detenido Raúl Luna cobró una deuda sindical de $ 50 mil días antes del crimen. El dato figura en un informe aportado al expediente por los familiares del gremialista asesinado.

Domingo 27 de Septiembre de 2009

¿De dónde salió el dinero para costear el crimen por encargo de Abel Beroiz? A 22 meses del ataque, esa pregunta intentan responder los familiares del líder sindical santafesino asesinado en 2007 en pleno centro de Rosario. Tras la detención del ex número dos del Sindicato de Camioneros de la provincia, Raúl Luna, los abogados de la familia Beroiz acercaron a la causa información que podría convertirse en una pista para aclarar ese enigma. Revelaron que en el mes del homicidio una empresa transportista de Las Toscas le entregó 50 mil pesos a Luna para saldar deudas sindicales, pero ese dinero no fue rendido a la organización gremial.

El informe fue incorporado al expediente por el crimen de Beroiz y contiene la copia de un acta firmada el mes pasado por la empresa transportista en el Ministerio de Trabajo de la provincia. En ese escrito, la firma admitió haber realizado el pago en forma personal al ex secretario adjunto de Beroiz. El dato quedó a consideración del juez de Instrucción Osvaldo Barbero, quien ya procesó a ocho personas y ahora debe resolver la situación de Luna y su chofer, Mario Ismael López, presos desde el 25 de agosto pasado.

Luna, de 57 años y oriundo de Reconquista, está acusado de ser autor intelectual del asesinato por encargo. Es quien ocupó el lugar de Beroiz tras su muerte, pero pidió licencia cuando comenzaron a rozarlo las sospechas de los investigadores y ahora está retirado de la actividad gremial. Fue apresado luego de que una pericia telefónica detectara cruces de llamadas entre su celular y Julio César Gerez, un procesado como instigador del ataque a quien siempre dijo desconocer.

Vieja intriga.La inquietud por la pista del dinero siempre estuvo latente en la pesquisa judicial y en familiares de Beroiz, que intervienen en la causa como actores civiles representados por los abogados Néstor Pujato y Romeo Díaz Duarte. El dato que días atrás incorporaron al expediente surgió de un trámite iniciado meses atrás en el sindicato de Pasco 1043, ahora conducido por Marcelo Dainotto.

El gremio decidió chequear el estado de un terreno de la localidad de Las Toscas (80 kilómetros al norte de Reconquista) que figuraba como entregado por una empresa transportista en pago de aportes sindicales adeudados. Cuando fueron al lugar, advirtieron que la propiedad había sido vendida por la empresa y estaba en poder de particulares.

Así, inspectores del sindicato consultaron en la firma el motivo de la transferencia. Allí, según fuentes de la causa, respondieron que el mismo Luna había requerido "a principios de noviembre de 2007" que en lugar de pagar la deuda con un terreno lo hicieran con dinero en efectivo. Plantearon que el pago había sido realizado en mano a Luna pero que no habían obtenido a cambio un recibo. El crimen de Beroiz fue el 27 de ese mes.

Sin embargo esa operación no constaba en los registros del sindicato. Es decir: según las fuentes, Luna no rindió el dinero al gremio. Por lo tanto, en agosto pasado la empresa transportista debió reconocer el pago en un acta firmada en el Ministerio de Trabajo de Reconquista. Mientras en el gremio se evalúan medidas respecto de la irregularidad detectada, los abogados de la familia Beroiz presentaron una copia del acta en el juzgado.

Si bien el contenido de ese informe no es considerado un elemento decisivo contra Luna _por el momento es sólo el aporte de una de las partes_ podría convertirse en un indicio más en su contra .

El ataque y los indicios.Beroiz fue asesinado en la cochera subterránea del ACA, en la plaza Montenegro. Dos hombres lo abordaron, le dispararon tres balazos y le asestaron múltiples puñaladas. Pero su desempeño fue torpe: se les cayó una agenda que condujo a la policía tras ellos. Así fue detenido Raúl Oscar Flores, quien confesó ser el autor material e identificó a Gerez y al gremialista Juan Carlos Dell'Arciprette como las personas que le habían encargado el trabajo. Actuó acompañado por Juancito, un chico de 15 años que por su edad no es punible.

Uno de los indicios que apuntan a Luna lo aportó el adolescente, quien dijo que a Flores le habían encargado el hecho "un tal Luna y un tal Gerez". Otro elemento es que los dos sindicalistas procesados como organizadores eran hombres de su confianza. Para el juez Barbero, esos gremialistas buscaban reposicionar a Luna tras ser relegados por Beroiz de la estructura de poder sindical.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario