Policiales

Buscaron en Paraná a un socio de la banda narco liderada por Luis Paz

Hubo dos allanamientos y no se halló a la persona buscada, Germán V., quien sería el hombre que traía la droga desde Paraguay a la provincia.

Domingo 02 de Junio de 2019

Dos allanamientos en Paraná intentaron sin éxito dar con un joven de 24 años vinculado a Luis Paz, el empresario y ex mánager de boxeo detenido en Rosario en diciembre pasado por narcotráfico. El crimen de su hijo, Luis “Fantasma” Paz en 2012, dio origen a la investigación a la banda de Los Monos que derivó en las condenas de 35 personas entre un juicio oral y un abreviado previo. Paz padre está procesado junto a otras cinco personas por narcotráfico y lavado de activos, una causa que tiene pendiente la detención de Germán Ezequiel V., supuesto proveedor de drogas al que buscaron sin éxito en la capital entrerriana.

   La medida se concretó por pedido del fiscal Federal de Santa Fe, Walter Rodríguez, quien en febrero ordenó la detención de Germán V. al constatar al menos dos operaciones en las que habría provisto drogas y en la que Paz fue el financista. Este hombre, al que buscan por comercio de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas, cumple en libertad condicional una condena de la Justicia entrerriana.

   Dos domicilios situados en Pellegrini al 400 de Paraná son los que fueron allanados bajo la sospecha de encontrar al proveedor de droga transportada desde Paraguay.

   Luis Alberto Paz es un empresario de 63 años que desde su pasado como mánager de boxeo incrementó su patrimonio en forma acelerada. Según la Justicia Federal, fue a partir de la edificación de una red narco disimulada con empresas legales puestas a nombre de sus familiares y allegados. Además, fue uno de los testigos protagónicos en el juicio a la banda de Los Monos, y el 10 de diciembre pasado fue detenido en el microcentro de Rosario.

   El fiscal Rodríguez lo indagó en Santa Fe por narcotráfico y lavado de activos. La pesquisa se inició cuando la Policía de Investigaciones desbarató una banda formada por policías, gendarmes y civiles entre los que se encontraba el sargento Edgardo Baigoría, procesado por dirigir un negocio de drogas y socio de otro acusado en la causa: Emanuel González, hijastro de Paz y testaferro de algunas de sus empresas.

   La detención de Paz en un departamento de San Martín al 500 de Rosario, se concretó en el marco de 24 allanamientos en Santa Fe, Entre Ríos, Rosario y Villa Constitución en los cuales hubo otros seis detenidos y en los que se incautaron 866 gramos de cocaína, un kilo de marihuana, balanzas, dólares, euros, pesos, escopetas y revólveres de distintos calibres, 31 celulares, discos rígidos, pen drives y tablets.

Entramado

La pesquisa conducida por Rodríguez desde septiembre de 2017 aclaró el entramado delictivo montado por Paz. Trascendió que viviendo en el barrio privado Los Molinos, a 15 kilómetros de Santa Fe, se dedicó a la compra, venta y administración de inmuebles. La mayoría sin justificación patrimonial porque el dinero provenía de la coordinación de una banda narco.

   A los pocos días el juez federal santafesino Francisco Miño procesó al empresario como el jefe de una asociación ilícita mientras que el arquitecto Andrés Fernando Cantelli, Hugo Omar Díaz, Alejandra Urunde, Claudia López y Carlos Suárez fueron procesados como integrantes de la organización.

   El juez acreditó que desde abril de 2014 Paz contribuyó con “esporádicos aportes de financiamiento a actividades de narcotráfico” y “desplegó conductas ligadas con el almacenamiento, monitoreo del traslado y control de calidad de ese material. Todo de manera personal o delegando en personas de confianza”.

El utilitario

Los procesados Díaz, Suárez y López fueron detenidos en Villa Constitución con droga fraccionada para la venta y acusados del transporte y almacenamiento de las sustancias. Cantelli fue procesado como la mano derecha de Paz y encargado de la logística. Un día después de su detención, frente a su casa en el barrio Siete Jefes de Santa Fe, fue secuestrado un Peugeot Boxer con 149 kilos de marihuana.

   El pedido de captura del entrerriano Germán V. está vinculado con ese vehículo. Es que, según publicó un diario santafesino, tuvo a su cargo la logística y monitoreo de la entrega de drogas a la banda. En la causa se detectó que la transacción se realizó en la estación de servicios Axion ubicada en el complejo Walmart, frente al barrio El Pozo de Santa Fe.

   Las cámaras de vigilancia registraron el 12 de noviembre de 2018 el ingreso del Peugeot Boxer patente DRU 770 al estacionamiento. La camioneta entró dos veces esa misma tarde al complejo. En la filmación se observa a un grupo de personas hablando y mirando dentro del vehículo y luego a cuatro de ellos conversando en el bar de la estación.

   Según se informó, entre ellos estaban Paz, que bajó de un VW Bora gris, y el prófugo Germán V., quien llegó a la estación en una Toyota SW4 secuestrada en su casa de Paraná en los allanamientos a la banda. La hipótesis fiscal es que V. fue el encargado de “bajar” la droga desde Paraguay. Y le reprochan haber hecho otra entrega de droga el 4 de septiembre de 2018 que se frustró por la mala calidad de la misma.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario