Policiales

Buscan a una "gerenta" de la banda de René Ungaro

Ocho allanamientos en busca de "La Gringa" dieron como resultado el hallazgo de siete armas que podrían estar vinculadas con homicidios.

Domingo 11 de Agosto de 2019

La búsqueda de “La Gringa”, sospechada de “gerenciar” en la calle las actividades de la banda cuyo liderazgo desde la cárcel le atribuyen a René Ungaro, culminó con el hallazgo de siete armas que podrían contribuir a esclarecer crímenes de los últimos tiempos. Los procedimientos se realizaron en ocho domicilios de Tablada y si bien no fue localizada la principal sospechosa, Ramona Elvira A., la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) detuvo a algunos familiares suyos a quienes hallaron con armas. Además se secuestraron celulares, droga y dinero en efectivo.

   Los allanamientos simultáneos fueron ordenados por el fiscal de Homicidios Adrián Spelta y comenzaron sobre las 19 del viernes en ocho casas de Tablada: una en De Benedetti al 4300, otra en Medici al 4600, una tercera en Patricias Argentinas al 4300, dos en Ameghino al 100, otras dos en Lorenzini al 4600 y la restante en Ayacucho y Estado de Israel.

   Según indicaron desde el Ministerio de Seguridad se secuestraron tres pistolas 9 milímetros, tres revólveres calibre 32 y otro calibre 22, así como 300 cartuchos de distintos calibres, marihuana, cocaína, celulares, 20 mil pesos y documentación de interés para la investigación.

   Además fueron detenidos una hija de La Gringa identificada como Eliana S., de 26 años, junto con su pareja Ariel L., de 32. Otras dos personas demoradas, entre ellas un hombre de 82 años suegro de la principal sospechosa, recuperaron la libertad.

Por error

Los allanamientos surgieron a partir del cruce de datos entre distintas investigaciones sobre recientes hechos de violencia en Tablada; desde homicidios hasta usurpaciones de viviendas que tienen como telón de fondo disputas entre gavillas por el control de las calles para el narcomenudeo. Por delitos como ese René Ungaro, quien cumple una condena por el crimen del ex líder de la barra de Newell’s Roberto “Pimpi” Caminos, fue imputado de liderar tras las rejas —junto con los hermanos Funes — una asociación ilícita. El enfrentamiento de este grupo con la familia de Pimpi originó en los últimos años gran parte de los homicidios en la zona sur.

   Según se indicó desde el Ministerio de Seguridad, uno de los homicidios que vinculaba a la banda liderada por La Gringa es el de Patricio Patiño, de 35 años, asesinado el pasado 22 de enero en inmediaciones de Gutiérrez y Medici.

   Sin embargo, según describieron otras fuentes ligadas a la investigación, el papel de esta mujer como “gerenta” de los presuntos negocios de Ungaro en las calles fue tomando más forma a partir de la pesquisa por el crimen de Juan Alberto González, un joven de 23 años asesinado por error el pasado 1º de abril en la puerta de la casa de un amigo.

   Por ese crimen ocurrido en Villa Gobernador Gálvez en junio cayó Marcelo “Pala” G., un joven de 27 años ligado a los Funes. Según se ventiló en la audiencia en la que fue imputado, las balas que le atribuyen haber disparado desde una moto no eran para “Beto” González sino para un amigo de éste, Brian O.

   Al parecer este muchacho estaba siendo extorsionado por Brian S., un viejo conocido que estaba preso y lo habría mandado a matar, tarea que quedó en manos de Pala y otro joven apodado “Gordo” que manejaba la moto.

   Los detalles del crimen por error se conocieron a partir del secuestro de un celular con mensajes entre el detenido y “Pala” sobre lo ocurrido. Pero además ese material empezó a arrojar datos acerca de una mujer que guardaba armas y realizaba otras tareas de logística para presos como René.

   Los voceros consultados adelantaron que en principio la hija y el yerno de la Gringa serán imputados por el hallazgo de las armas. En tanto, hasta anoche la mujer seguía siendo buscada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario