Policiales

Bullrich: "No es un buen mensaje que maten a un policía que denuncia"

La ministra de Seguridad de la Nación estuvo en la capital provincial y se refirió al asesinato del suboficial Pablo Cejas, ocurrido el lunes pasado

Viernes 21 de Julio de 2017

"Si un policía que denuncia termina muerto, eso no es un buen mensaje", dijo ayer la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, al ser consultada sobre el crimen del suboficial Pablo Cejas. Fue en el marco de su visita a la capital provincial, donde la funcionaria sugirió que se investigue por qué el policía asesinado ingresó al barrio Villa Yapeyú y qué tipo de control tenía su situación habida cuenta de las denuncias que había realizado contra la cúpula de la fuerza y de sus antecedentes psiquiátricos.

En ese marco la viuda de Cejas, Nancy Scarfone, responsabilizó a la propia policía por el crimen y afirmó que seguirá con las denuncias de su esposo. "Hace años que Pablo estaba con esta lucha. El no se llevó secretos. Lo que él sabía lo tengo yo", dijo al diario Uno de Santa Fe.

Si bien al cierre de esta edición no había novedades de peso sobre la pesquisa del crimen ocurrido la noche del lunes, el gobernador Miguel Lifschitz afirmó que "está muy avanzada. Por la información que yo manejo —afirmó— la investigación está muy avanzada y esperamos que en los próximos días haya novedades importantes (ver abajo). Si se encuentra a los responsables se podrán desentrañar las motivaciones y eventualmente las responsabilidades". La principal hipótesis, si bien no se descarta nada, apunta contra unos adolescentes que estarían enemistados con el hijastro de Cejas.

Denuncias

Cejas fue hallado con más de diez heridas de arma de fuego el lunes a las 23.30 en un descampado de Neuquén al 6400, en el barrio Villa Yapeyú de Santa Fe. Ya había sido baleado cuatro veces por su trabajo y en 2015 cobró notoriedad por vincular esa agresión con el desagrado que causó entre sus superiores su postura antinarco.

Desde entonces no dejó de denunciar la connivencia entre la cúpula policial y los búnkers de droga. Y un año atrás se atrincheró armado tres horas en un bar santafesino amenazando con suicidarse si no era escuchado por la prensa. En marzo le habían levantado una carpeta médica y devuelto su arma, mientras trabajaba en una área administrativa de la Unidad Regional I.

Ministra

Tras un acto que compartió con el intendente de la capital provincial para inaugurar las nuevas cámaras de video vigilancia del Centro de Monitoreo municipal, la ministra Bullrich se refirió al crimen de Cejas en una conferencia de prensa. "Apenas me enteré me comuniqué con el ministro de Seguridad de la provincia. Nuestra recomendación fue que se siga trabajando fuertemente para que las fuerzas de seguridad en Santa Fe hagan bien su trabajo", sostuvo.

"No es un buen mensaje —agregó— que maten a un policía que denuncia la venta de drogas. Sé que estaba bajo un sistema de protección de testigos, pero evidentemente hay algunos temas para poner en discusión sobre por qué si había tenido una situación psiquiátrica complicada tuvo luego la pistola. O por qué entró a determinados barrios, qué tipo de control tenía. Es una investigación que tendrá que hacer la provincia. Pero nuestro consejo es seguir trabajando para que las fuerzas estén más cerca de la gente".

"Los narcos son la policía"

Por su parte, la viuda de Cejas arremetió ayer contra la policía en la que trabajaba su marido en declaraciones a distintos medios. "Lo castigaron, lo mandaron a trabajar a la morgue judicial. Estaba traumado y mal por dónde estaba. El quiso que los jefes lo escucharan, que se hiciera algo. Siempre luchó contra los narcos, pasa que acá los narcos son policías".

Nancy recordó lo último que logró hablar con su marido. "Siempre me decía que si le pasaba algo yo tenía que hacer tal cosa. Quiero que sepan que Pablo no se llevó secretos. Sé todo lo que él sabía y voy a seguir con las denuncias hasta el final. Quiero justicia por mi marido", señaló.

Scarfone dijo no temer por su vida y agradeció al sistema de protección de testigos. "Siempre nos acompañaron, hasta hicieron de psicólogos. No nos soltaron jamás, fueron los únicos que estuvieron", apuntó, al tiempo que rechazó una eventual custodia policial. "No quiero un uniformado azul en la puerta de mi casa porque ellos mandaron a matar a mi marido".

Sobre el crimen, Nancy dijo no saber lo que pasó pero sí saber por qué. No descartó que, tal como indica una hipótesis, el hecho se vincule al crimen de "Bahiano" Gómez por el cual están sospechados jóvenes enemistados con su hijo. No obstante, al preguntarle si ese era el móvil, ella respondió: "No, ésto viene de más allá. Si a vos te roban la moto, no te van a poner veinte tiros".

Scarfone recordó que el lunes Cejas fue a hacer un adicional a un banco durante la mañana, que a la tarde fue a su casa y a la noche pasó a buscar a su hijastro por Villa Yapeyú. "Algo pasó en (la avenida) Blas Parera. Hubo un auto involucrado que lo persiguió, le dijeron algo, no sé bien qué. Agarra calle Misiones y lo deja a mi hijo", agregó sobre un episodio clave para la investigación.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario