Policiales

Balearon a un policía y a otro hombre en un oscuro episodio

Un policía santafesino se encontraba anoche internado en el Policlínico Eva Perón de Granadero de Baigorria después de haber sido atacado por al menos dos personas que, cuando iba en un colectivo del transporte urbano, lo amenazaron, le robaron el arma reglamentaria y le provocaron una herida en el tórax para luego fugarse a la carrera.

Viernes 21 de Junio de 2019

Un policía santafesino se encontraba anoche internado en el Policlínico Eva Perón de Granadero de Baigorria después de haber sido atacado por al menos dos personas que, cuando iba en un colectivo del transporte urbano, lo amenazaron, le robaron el arma reglamentaria y le provocaron una herida en el tórax para luego fugarse a la carrera.

Según fuentes oficiales, efectivos de la Unidad Regional II llegaron hasta el cruce de Unión y Valle Hermoso, en la zona noroeste, donde los vecinos habían escuchado disparos. En el lugar encontraron heridos a Eber M., un agente de 46 años y oriundo de Capitán Bermúdez, junto a Martín H., de 33 años y afincado en Granadero Baigorria.

Mientras Eber M. presentaba un balazo en el tórax pero se encontraba consciente, Martín H. había recibido un disparo en la pierna derecha con orificio de entrada y salida. Ante ello fue convocada una ambulancia del Sies en la que los trasladaron al Eva Perón, donde fueron diagnosticados y anoche estaban fuera de peligro.

Al declarar, Eber M. dijo que trabaja en la comisaría 3ª de Carcarañá. Contó que se encontraba con su amigo Martín H. en un colectivo cuando antes de bajar fueron "abordados por dos masculinos que le sustrajeron su arma y en un forcejeo recibió una herida en el tórax mientras que su amigo fue alcanzado por un balazo en la pierna derecha".

Sin embargo, hasta anoche los voceros dudaban del relato de Eber M. ya que en ningún momento supo decir en qué colectivo iban, a fin de dar con el chofer para que cuente lo ocurrido. Tampoco pudo explicar por qué estaban heridos en esa esquina ni de dónde venían o hacia dónde se dirigían.

Algunas fuentes aseguraban que podría no tratarse de un ataque al voleo al policía, que estaba vestido de civil, sino de una pelea. "Su versión es poco creíble y entre sus compañeros no tiene buena reputación. Algunos sostienen que es una persona adicta y que no es el primer problema en el que está metido", sugirió un pesquisa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario