Mensaje mafioso

Balean casa vecina a la que ocupaba un policía que investigó a Los Monos

Fue en Braille al 1400. Allí residió el inspector Ariel Lotito, parte de la brigada que sirvió al juez Vienna.

Domingo 01 de Julio de 2018

A pocas horas de que se conocieran allanamientos y operativos para esclarecer la seguidilla de atentados contra jueces que participaron en la causa judicial que llevó a juicio y condenó a los miembros de la banda de Los Monos, ayer a la madrugada se produjo un nuevo ataque a tiros que se inscribe en esa saga. Doce proyectiles calibre 22 milímetros hicieron blanco en el frente de un inmueble ubicado en Ramos Mejía y Braille, en el barrio Lomas de Alberdi, una casa familiar lindera a la que ocupó hasta hace pocos meses un jefe policial de la Brigada Judiciales que colaboró estrechamente con el juez Juan Carlos Vienna en la investigación del clan de Las Flores.

El nuevo episodio que se lee como un claro amedrentamiento en torno a quienes tuvieron algún contacto con la pesquisa que llevó a Los Monos a recibir condenas de hasta 36 años de prisión ocurrió 3.30 de ayer cuando los vecinos se exaltaron por una ráfaga de estruendos en esa apacible zona de Lomas de Alberdi.

"Escuchamos los disparos a la madrugada y nos exaltamos, es común en esta zona porque estamos cerca de la villa de La Cerámica y la calle Salvat (cruza la vías del ferrocarril) es el ingreso al barrio por donde se escapan muchos ladrones. El tema es que balearon la casa equivocada, de una familia que tiene hijos pequeños, imaginate el susto que tienen", describieron alguno vecinos. Y agregaron que "el policía no vive acá hace más de ocho meses".

Se referían a Ariel Lotitto, que trabajó en la Brigada Operativa de la Agrupación Judiciales que colaboró con el juez Vienna en la investigación a la banda de Los Monos y que muchas veces fue cuestionada por las defensas los imputados. Hoy, Lotito se desempeña en la División Informaciones de la Unidad Regional II.

Un dato revelador e inquietante del rol que Los Monos le asignaban a esa Brigada quedó en evidencia durante el juicio oral a la banda de Las Flores. Allí se expusieron pruebas (descripciones de llamadas telefónicas) que demostraban el interés del grupo por conocer los domicilios de los policías integrantes de Judiciales.

Casa vecina

Lotito alquiló durante 12 años una casa ubicada sobre Braille 1440, pero el atentado fue sobre la vivienda identificada con el Nº 1402 que ocupa la ochava noreste, en el cruce con Ramos Mejía. Allí, según indicaron los vecinos, vive un matrimonio con dos niños pequeños.

Ayer al mediodía trabajaban en la escena del hecho demarcada por cintas amarillas y con la calle cortada agentes de Gendarmería Nacional y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Llamó la atención que ese trabajo, habitualmente ordenado a la Brigada Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI)provincial fuera asignado a fuerzas federales por la fiscal Natalia Benvenutto, de la Unidad de Delitos Complejos de la Fiscalía.

Lo cierto es que apostados en la vereda de un vecino con una computadora portátil, los peritos relevaron elementos de interés para la investigación, como fotos, rastros, testimonios y pericias sobre los 12 impactos de bala estampados en la fachada y el dintel del techo de la casa, protegida en todo el perímetro por un tapial de ladrillos vistos.

Además, según los primeros datos, se recogieron al menos nueve vainas servidas y se solicitó información sobre las imágenes de las cámaras de seguridad privadas y una oficial ubicada sobre un poste del paso a nivel de las vías de Salvat y Ramos Mejía.

Según pudo saber La Capital, el alerta del hecho lo dio el dueño de la casa atacada ayer a la mañana al propio Lotito, que de inmediato se puso en contacto con las autoridades y gestionó la denuncia ante la fiscal Benvenutto, a cargo de la pesquisa de los sugestivos atentados a funcionarios judiciales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});