Policiales

Asesinan a un oficial de la bonaerense que intentó impedir un atraco

Un oficial de la policía bonaerense de 30 años fue asesinado ayer de un balazo en el tórax cuando quiso evitar el robo de un camión distribuidor de galletitas por parte de dos ladrones, uno de los cuales también murió tras un tiroteo. El hecho ocurrió cerca de las 11.40 en la ciudad de San Pedro.

Viernes 26 de Enero de 2018

Un oficial de la policía bonaerense de 30 años fue asesinado ayer de un balazo en el tórax cuando quiso evitar el robo de un camión distribuidor de galletitas por parte de dos ladrones, uno de los cuales también murió tras un tiroteo. El hecho ocurrió cerca de las 11.40 en la ciudad de San Pedro.

El hecho se precipitó cuando dos efectivos que circulaban en un patrullero observaron que un hombre forcejeaba con el chofer de un camión térmico Mercedes Benz de la distribuidora Río Tala de Baradero, que repartía galletitas en la zona. Los policías dieron la voz de alto y el asaltante bajó del vehículo, tras lo cual junto a un cómplice que lo esperaba en una moto dispararon.

Así comenzó un tiroteo que terminó con uno de los ladrones herido de bala, mientras el otro huía a la carrera con el dinero robado. Al parecer ese asaltante también fue herido y huyó con un tercer cómplice que actuaba de "campana" a una cuadra del lugar.

A raíz del tiroteo, el oficial de la policía local de San Pedro Nelson Javier Lillo resultó herido de un balazo mientras su compañera, Laura Lencina resultó ilesa.

Ambos heridos fueron trasladados al hospital local donde el policía murió minutos después y el ladrón ingresó sin vida. Los voceros señalaron que éste había quedado tendido boca arriba a mitad de la calle, al costado de la moto Yamaha azul.

Ayer se realizaron diez allanamientos, sin resultados, en procura de localizar a los delincuentes prófugos y recuperar el dinero robado, cuya suma no fue suministrada.

Por otro lado, los cuerpos del Lillo y el asaltante muerto fueron trasladados a la Morgue Judicial de San Nicolás, donde se realizarán las respectivas autopsias, tras lo cual, los restos del policía asesinado serán velados en el salón dorado de la Municipalidad de San Pedro.

"Si me voy en servicio para no volver quiero que sepan que me voy con orgullo peleando contra la realidad que muchos temen y otros ignoran. Para los que me aman el sacrificio resonará por siempre", había publicado hace casi un año en su página de Facebook el policía asesinado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario