Policiales

Asesinan a un hombre y hieren a otro al dispararles desde una moto

Ocurrió la madrugada de ayer en la zona norte de la ciudad de San Lorenzo. Hubo un sospechoso demorado y se desconoce el móvil del crimen.

Sábado 26 de Enero de 2019

Pasada la medianoche del jueves una moto con dos ocupantes cruzó el puente sobre el arroyo que divide Puerto San Martín y San Lorenzo. Tras ello tomó por calle Clemente Albeló, más conocida como la costanera, y pasó por delante de dos hombres que tomaban algo en la puerta de una humilde casa. A los pocos metros la moto dobló en "U" y volvió sobre su recorrido. Entonces "se escucharon entre 10 y 15 balazos, todos juntos. Fue estremecedor, sólo escuchamos y no salimos por miedo", explicó a La Capital una vecina del lugar. Esos balazos marcaron el final para Walter Daniel Santa Cruz, de 29 años, quien recibió un tiro en el abdomen; mientras que Cristian R. resultó herido en la pierna derecha y estaba fuera de peligro.

De acuerdo a lo confiado por fuentes de la investigación, en manos del fiscal Aquiles Balbis, el sobreviviente del ataque señaló a un tal "Leo Pataca" como el autor de los disparos que mataron a Santa Cruz. A media mañana, al saberse acusado, éste se presentó en los Tribunales de San Lorenzo y se puso a disposición del fiscal. Tras estar demorado, pasado el mediodía de ayer fue liberado "al no existir elementos probatorios" que lo vincularan al asesinato.

A mediados de noviembre Walter Santa Cruz se instaló en la casa de su padre, ubicada sobre la costanera de San Lorenzo, frente al arroyo del mismo nombre, límite natural entre esa ciudad y Puerto San Martín. Los vecinos dijeron conocer poco a la víctima e indicaron que el hombre había llegado desde el conflictuado barrio Copelo de Capitán Bermúdez. "Vino de Copelo hace un par de meses. Parece que llegó corriendose de alguna bronca", explicó una vecina. En ese sentido, fuentes allegadas a la pesquisa confiaron que Santa Cruz tenía prontuario abierto.

La humilde casa en la que residía Santa Cruz está situada entre dos puentes: uno carretero pero angosto, que une calle Díaz Vélez en San Lorenzo y Reconquista en Puerto San Martín, y otro peatonal, a la altura de calle Albeló. Toda la zona está dominada por el peregrinar de camiones que circulan desde el puerto hasta la ruta nacional 11.

Desde el puente

Según se pudo establecer, a la 0.30 de ayer Santa Cruz y Cristian R., afincado en Fray Luis Beltrán, tomaban algo sentados frente a la casa del primero, a unos 40 metros del puente sobre calle Díaz Vélez, desde donde llegó una moto con dos tripulantes. "Primero la moto pasó por delante de los dos. Dobló en «U», regresó y al pasar por delante de los hombres otra vez, el acompañante empezó a disparar con una pistola calibre 40. Habrá tirado unos diez balazos", explicó un residente.

La descarga de plomo alcanzó a Santa Cruz en el abdomen y a su compañero en la pierna derecha. El primero fue trasladado en una ambulancia al hospital Granaderos a Caballos, donde nada pudieron hacer por salvarle la vida. Cristian R. fue asistido en el Centro de Salud "Catalina Salomón", ubicado a cinco cuadras de la escena del crimen y luego derivado al Granaderos a Caballo. En la escena del hecho la policía recolectó tres vainas servidas calibre 40 y dos ojivas deformadas.

"Todo esto es muy feo porque además de que mataron a un hombre, hacen quedar muy mal al barrio. Acá hay mucha gente que labura y se rompe el lomo para vivir mejor. Y después de que pasan estas cosas todo el mundo dice que el barrio esta lleno de delincuentes. No es así", dijo otra vecina. "Cuando escuchamos los balazos nos dio curiosidad salir a mirar. Pero mi marido le puso candado a la puerta y todos nos fuimos a dormir", explicó una residente.

El sobreviviente del ataque apuntó a "Leo Pataca" como el tirador, un muchacho que como él reside en Fray Luis Beltrán y tiene prontuario abierto. Los vecinos relataron que el joven es conocido del barrio porque tiene su novia a unos 100 metros de la escena del crimen. E indicaron que la semana pasada se había peleado a las trompadas con uno de los dos baleados. Una vez que el muchacho se enteró que se lo mencionaba como sospechoso del asesinato fue hasta los Tribunales de San Lorenzo y se puso a disposición del fiscal quien lo dejó demorado.

El joven contó que a la hora del crimen estaba trabajando y puso a disposición de la Fiscalía una serie de elementos para probarlo. Así, pasado el mediodía recuperó la libertad por falta de evidencias.

El fiscal Balbis dispuso que efectivos de la Policía de Investigaciones y de la comisaría 7ª de San Lorenzo recabaran testimonios y relevaran la existencia de cámaras públicas y privadas dispuestas en la zona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});