Policiales

Apresan a infiel trabajador de una distribuidora en Capitán Bermúdez

El jueves pasado, cuando promediaba la mañana, un joven repartidor de lácteos llamó al 911 para denuciar que había sido víctima de un violento atraco mnientras cumplía su trabajo en Capitán Bermúdez.

Martes 26 de Febrero de 2019

El jueves pasado, cuando promediaba la mañana, un joven repartidor de lácteos llamó al 911 para denuciar que había sido víctima de un violento atraco mientras cumplía su trabajo en Capitán Bermúdez. Pero los uniformados que llegaron en su ayuda dialogaron con el muchacho y con el paso de los minutos éste se puso nervioso por lo que fue trasladado a la seccional 2ª de esa ciudad a fin de que se tranquilice y amplíe la denuncia. Al final, el joven terminó admitiendo que el robo lo había cometido en complicidad con un ex compañero y quedó detenido.

Carlos Matías E., de 20 años, domiciliado en Granadero Baigorria y empleado de la Distribuidora Floppy, fue quien llamó a la policía hasta calle Rosario al 400 de Capitán Bermúdez. Allí le contó a los uniformados que cuando transitaba por ese lugar en un Renault Kangoo patente AD094MB de la firma para la que trabaja cuando fue interceptado por dos sujetos armados que bajo amenazas lo obligaron a subirse a otro utilitario de similares características, aunque de color gris, y le robaron toda la mercadería que transportaba. Y que luego de pasearlo por algunas cuadras, lo abandonaron en el mismo lugar en el que se mantuvo la entrevista con los policías.

Los efectivos que dialogaron con el trabajador notaron que había un notable desfasaje entre el relato del joven repartidor y el suceso ocurrido, ya que cuando se le reiteraron preguntas puntuales sobre cómo estaban vestidos los asaltantes, la modalidad utilizada por éstos, la complexión física de ambos, el tipo de armas que llevaban, las contradicciones fueron flagrantes y cada nuevo testimonio fue diferente respecto del anterior. Incluso los policías advirtieron que había en el sitio cámaras de seguridad y le dijeron que las filmaciones serían útiles para el esclarecimiento del episodio.

Así las cosas, los policías llevaron el utilitario de la empresa y al propio denunciante hasta la sede de la comisaría 2ª de Capitán Bermúdez donde fue nuevamente entrevistado hasta que finalmente el joven repartidor admitió que todo había sido una mentira.

Cristian E. terminó confesando que el trasbordo de la mercadería sustraída fue hecha por él y un ex empleado de la misma empresa para la cual él trabajaba y al que identificó como Walter S., quien también se domicilia en Granadero Baigorria y se la llevó en otro utilitario Renault Kangoo gris.

Puestos en conocimiento los investigadores de la Unidad Regional XVII con base en San Lorenzo y a cargo del comisario Gonzalo Paz, éstos dieron cuenta de la denuncia al fiscal de Flagrancia en turno, quien ordenó que el joven continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa por el delito de falsa denuncia sobre privación ilegítima de la libertad y robo calificado, como así también se continúe con la búsqueda de su cómplice, quien hasta ayer permanecía prófugo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});