Policiales

Alexis Caminos recibió su primera condena penal

Le dictaron 10 años y 8 meses por matar a Claudio Ruiz en 2012, cuando aún era menor de edad. Está preso en Coronda como jefe de una asociación ilícita.

Miércoles 27 de Marzo de 2019

Un juez de Menores condenó a 10 años y 8 meses de prisión a Alexis Caminos, hijo del asesinado líder de la barra brava de Newell's Old Boys Roberto "Pimpi" Caminos, por matar de once balazos en abril de 2012 a Claudio Fernando Ruiz, con el cual tenía parentesco.

A siete años del inicio de este largo trámite se definió la primera condena recibida por Alexis, que hoy tiene 23 años, y a quien se imputa como líder de la banda familiar de los Caminos, conocida por su influencia en la zona del complejo Fonavi Municipal de Grandoli y Gutiérrez, y que en los últimos años fue señalado por las violentas disputas con otra facción, la banda de Los Funes, pleito que dejó un tendal de víctimas letales.

Además del caso por el cual fue condenado ayer, que cometió cuando tenía 16 años, Alexis afronta distintas acusaciones por delitos diversos. Uno de los más graves es el que lo sindica como ideólogo del homicidio de Mariela Miranda, la madre de los hermanos Lautaro, Ulises y Alan Funes, un episodio ocurrido en marzo de 2016 que generó una secuencia de asesinatos mayormente concentrados en un corredor de veinte cuadras entre el Complejo Municipal y el barrio Tablada.

El 27 de diciembre del año pasado Alexis fue imputado por la fiscal Viviana O'Conell por ser jefe inequívoco, desde la cárcel de Coronda, de una asociación ilícita con fines económicos que cometía delitos como venta de droga al menudeo, amenazas, balaceras, homicidios y usurpaciones en el Fonavi Municipal, donde una semana antes habían detenido a 40 personas en 30 allanamientos, con secuestros de armas de fuego y más de 3 kilos de cocaína.

Temido desde chico

Ligado a la banda de Los Monos, desde adolescente Alexis inspiró un miedo paralizante en su zona de influencia, donde era señalado por homicidios que no le acarrearon ningún reproche por haberlos cometido cuando era menor no punible. Por ejemplo el de Maximiliano Nota, un chico al que mataron en agosto de 2011 desde una moto, en un caso donde fue procesado Gustavo Caminos, que manejaba el rodado y es primo de Alexis. Este fue señalado por testigos por disparar desde atrás de Gustavo pero tenía 15 años y por ello inimputable.

Alexis Caminos fue declarado responsable del asesinato de Claudio Ruiz en mayo de 2015 por la jueza de Menores Carolina Hernández. La magistrada acreditó que Alexis, junto a su tío Juan Ramón Caminos, juzgado como mayor, le disparó once balazos a Claudio Fernando Ruiz en Lamadrid 98 bis, el Fonavi Municipal conocido como "Pimpilandia".

El testimonio de una tía de la víctima identificó a Alexis como autor y éste quedó detenido en el Irar. A partir de allí se inició un derrotero que fue analizado por el juez de Menores Estanislao Surraco, quien ayer le fijó el monto de la condena.

Surraco analizó que al cabo de un trámite que tuvo una planificada estrategia de intervención, se morigeró la detención de Alexis, y se resolvió su salida del Irar con la permanencia obligada en la casa de un tía, en el mismo barrio Municipal.

Esta medida se mantuvo hasta que, dice el juez, Alexis fue imputado por delitos nuevos, por los que fue sobreseído. El magistrado reconoce que el joven sostuvo casi siempre su espacio terapéutico, dentro de una nueva dinámica familiar porque su mujer quedó embarazada. El tránsito no fue fácil porque el muchacho caía en fuertes cuadros de angustia y se infligía lesiones en el contexto de una infancia muy dura: su madre lo había abandonado y su padre asesinado cuando él tenía 14 años.

Cuando Alexis llegó a los 18 años se acercó a notificarse que lo habían declarado autor del crimen de Ruiz. Pero cuando la Cámara confirmó esa decisión desapareció de Tribunales y se lo declaró en rebeldía. Finalmente lo detuvo Gendarmería en 2016 y desde entonces está en Coronda.

Consciente del acto

Al momento de definir el monto de la pena, la fiscal Cristina Herrera pidió 16 años por homicidio calificado; y las abogadas Romina Bedetti y Carmen Varela, conocidas por representar a figuras de Los Monos, solicitaron lo que corresponde a la de un homicidio en tentativa, que es lo que suele aplicarse a menores.

El juez Surraco se distanció de ambos pedidos. Recordó que Alexis fue consciente de su acto al entender expresamente que se lo podía condenar y pedir dos cosas: que se lo juzgara como menor y que se contemplara la escala de tentativa. Requirió ser juzgado "como Alexis Caminos y no como el hijo de «Pimpi»".

"No demostró arrepentimiento pero sí evidenció una asunción de responsabilidad que lo hace merecedor de una posible condena", analizó Surraco. Y dijo que pese a los auténticos golpes emocionales de su vida "dispuso de herramientas y recursos para distinguir el límite de lo correcto y lo incorrecto, de lo justo y de lo injusto, del delito y lo conforme a derecho". También señaló que en varias ocasiones se declaró en rebeldía y que el homicidio por el cual fue responsabilizado se perpetró con un accionar sumamente violento, usando armas, por la espalda, en la puerta de la casa de la víctima y en presencia de la mujer de Ruiz.

Por eso le impuso 10 años y 8 meses, la pena más baja por homicidio agravado por el uso de arma, justamente porque lo cometió como menor.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});