Policiales

Absuelven en Córdoba a un abogado acusado de un delito grave en Rosario

Estuvo preso por colocar un navegador satelital en el auto de una familia que fue víctima de una estafa.

Lunes 22 de Octubre de 2018

El 6 de diciembre de 2017 el abogado rosarino Alejandro Mercado fue detenido en Marcos Juárez. Lo atraparon luego de colocar un navegador satelital en un auto de la familia del productor agropecuario Diego Bermejo. Cuando lo arrestaron, a metros del lugar y mientras escapaba, llevaba puesta una peluca y gruesos anteojos oscuros. Fue atrapado entonces in fraganti, luego de colocar una sustancia grasosa sobre la lente de una cámara de vigilancia instalada en una pared externa de la casa de la familia y resistirse a dar su nombre a los policías.

Esa acusación, por la que acaba de ser absuelto, fue el detonante para que por primera vez en Rosario un delito gravísimo tuviera por primera vez un imputado. Fue el intento de asesinato del abogado Guillermo Peyrano, ex decano de la facultad de Derecho de la Universidad Católica, a quien en mayo de 2015 le pegaron un balazo desde corta distancia por la espalda en pleno Paseo del Siglo. El que lo hizo, según el único testigo, llevaba puesta peluca y gruesos anteojos oscuros. Como autor de ese ataque, por una investigación previa, Alejandro Mercado fue traído desde Córdoba y acusado en Rosario por intento de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Por ese ataque la fiscal Marisol Fabbro le pidió en marzo 10 años de prisión.

Actos preparatorios

El bizarro incidente frente a la casa de Bermejo le costó a Alejandro Mercado diez meses de encierro en una cárcel cordobesa acusado de violación de domicilio, daño y tentativa de extorsión. Pero ahora Mercado acaba de ser absuelto de esas acusaciones. Un fiscal de Cámara de Bell Ville dictaminó que cuando fue sorprendido el abogado rosarino no había concretado un delito, que es lo que sanciona la ley, sino que se encontraba a lo sumo en sus actos preparatorios. El acusador señaló que la conducta de Mercado, pese a ser moralmente reprobable, es un comportamiento atípico, lo que significa que no encuadra en el tipo de actos que el Código Penal castiga.

El fiscal que actuó en la instrucción de este caso, Fernando Epelde, había sostenido no solamente que existió delito sino que además Mercado tenía un propósito para una conducta tan extraña.

La familia Bermejo, dueña de la casa frente a la cual ocurrió ese incidente, había sido víctima de otra estafa por cifras astronómicas por la cual el padre del abogado rosarino fue condenado a tres años de prisión condicional. Una sentencia convalidada por la Corte Suprema de la Nación en octubre pasado que le atribuyó a César Manuel Mercado haber intentado apoderarse, mediante documentos falsos, de tres estancias por valor de 40.180.000 dólares que pertenecían a los Mercado.

Dos meses después de que la Corte avalara esa condena contra Mercado, su hijo Alejandro fue detenido en Marcos Juárez frente a esa casa en un acto que el fiscal Epelde consideró que tenía "fines de seguimiento, extorsión o amedrentamiento".

No hubo delito

Hace unos días el vocal de la Cámara Penal de Bell Ville Alejandro Martín Fauro dispuso la absolución del abogado rosarino por no encontrar que hubiera incurrido en un delito. Recordó que el fiscal de Cámaras de este caso había apuntado de manera expresa sobre el hecho objetivamente comprobado de que Mercado alteró su fisonomía mediante el uso de una peluca y lentes y colocó un celular debajo de un automóvil. Pero remarcó que al hacerlo el mismo fiscal de Cámaras señaló que ese modo de actuar no permite atribuir con certeza la finalidad delictiva de Mercado.

Para el camarista, Mercado no efectuó amenazas al momento del hecho ni tampoco incurrió en violación de domicilio porque no entró a una dependencia cerrada de la casa cuando colocó el aparato dotado con un GPS en la rueda del auto de Bermejo.

Preventiva

La absolución no le permitió a Mercado recuperar la libertad porque en Rosario está con prisión preventiva acusado de intentar asesinar a Peyrano hace más de tres años. Por ello ahora quedará preso en una cárcel rosarina a la espera de la definición de este caso por el cual la fiscal pidió una condena a diez años. Además Alejandro Mercado y su madre esperan sentencia en una causa donde los acusan de haber mentido a un juez civil con el propósito de quedarse, mediante una estafa, con dos campos en Cañada de Gómez por 398 hectáreas y un departamento de Avenida Libertad al 300 en Rosario.

El caso más preocupante para Mercado es claramente el intento de homicidio contra Peyrano. Fue justamente éste quien descubrió la maniobra que implicó el juicio contra Alejandro Mercado y su madre. Poco tiempo después de que esto se denunciara, a Peyrano le pegaron un tiro por la espalda la noche del 18 de mayo de 2015 en España entre Córdoba y Rioja, en un caso en el que precisamente Alejandro Mercado está imputado como tirador. En marzo pasado, en una audiencia en Rosario, el camarista Daniel Acosta rechazó que a Mercado le colocaran una pulsera electrónica para que cumpla la medida en su domicilio. A la vez se le denegó el cambio de calificación de la causa por lo que el sospechoso siguió imputado por intento de asesinato y no, como proponía la defensa, por lesiones.

El defensor Paul Krupnik sostuvo que la causa contra Mercado no está basada en pruebas: adujo que sólo se explica por la notoriedad de la víctima, que es también funcionario de carrera de la Fiscalía de Estado de Santa Fe, y no por elementos objetivos que incriminasen a su cliente. También alegó que el único testigo del hecho que reconoció a su cliente como el hombre que le disparó a Peyrano incurrió en contradicciones porque lo calificó como mucho más alto de lo que es Mercado.

El camarista Acosta dijo que las diferencias entre la apariencia del agresor con la persona de Mercado "no escapa a las esperables inconsistencias advertibles en testigos normalmente verosímiles". Fabbro refirió que hubo seis testigos del hecho y se centró en uno de ellos, Atilio C., quien en diciembre de 2016 compuso un fotofit del autor de los disparos, a quien describió por sus largos mechones de pelo y un par de anteojos de montura oscura. Ese mismo testigo eligió en febrero, entre las ocho fotografías exhibidas por los investigadores, la del abogado que está detenido e imputado de apretar el gatillo.

Ahora la fiscal rosarina se propone llevar a Alejandro Mercado a juicio oral por intentar asesinar a Peyrano.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});