Pandemia

Hay récord de pacientes con Covid-19 en terapia intensiva en el país: 7.417

La cifra oficial que publica el Ministerio de Salud se duplicó en dos meses ya que el 31 de marzo era de 3.638. Desde el 7 de mayo creció sin interrupción.

Martes 01 de Junio de 2021

En Argentina hay 7.417 pacientes con coronavirus en unidades de terapia intensiva (UTIs), según el último parte oficial, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. En el mes de mayo, que cerró el lunes, el número de internados en UTIs creció un 36,4% y se duplicó en los últimos dos meses.

  El 30 de abril el Ministerio de Salud había reportado que 5.369 infectados estaban internados. El viernes 7 de mayo la cifra tocó su piso en el mes (5.268) y desde entonces comenzó a subir en forma ininterrumpida. Hasta ayer llevaba 25 días en alza.

  Los números de mayo dejan en evidencia el impacto de la segunda ola en el país y marca una continuidad respecto de lo que había sucedido en abril, cuando la cantidad de pacientes graves había crecido un 47,5% respecto de los 3.638 reportados el 31 de marzo.

  De este modo, el registro oficial de pacientes graves se duplicó en los últimos dos meses: creció 104%.

  El Ministerio de Salud señaló ayer que el un porcentaje de ocupación de camas de adultos es de 78,1% en el país y del 77,3% en la Area Metropolitana Buenos Aires (Amba). En abril, ante la suba de casos, distintas jurisdicciones resolvieron suspender las operaciones que no sean urgentes en centros de salud públicos y privados, con el objetivo de liberar camas.

"Dos de tres mueren"

El jefe de terapia intensiva del porteño Sanatorio Otamendi, Arnaldo Dubin, advirtió sobre el “franco colapso sanitario” que se atraviesa en el país y aseguró que dos de cada tres personas internadas en el sector de cuidados intensivos no logra sobrevivir.

“La situación de las camas ocupadas no queda reflejada en los números. Sería bueno tener un enfoque más amplio. Estamos en una situación de franco colapso sanitario”, aseveró el especialista.

5f57f8042785b_1004x565.jpg

En ese marco, Dubin explicó que el colapso se refleja “en el desborde de los sistemas hospitalarios, en este caso de la terapia intensiva por la insuficiencia de recursos físicos, tecnológicos, humanos, de insumos para satisfacer esta demanda tan acuciante de la situación epidemiológica”.

“El marcador más duro del colapso sanitario es el nivel de fallecimientos de los pacientes”, advirtió el médico y precisó: “Dos de cada tres de los internados en terapia intensiva desgraciadamente no sobrevive, es un valor altísimo, refleja esa situación de colapso, y además cada vez son personas más jóvenes”.

Sobre las medidas de cuidado más restrictivas, el intensivista indicó que recién en unos días se verá si impactaron. Si bien dijo que “previsiblemente habrá una disminución en el número de contagios”, aclaró que “hasta el momento (eso) todavía no ha sucedido”.

“En la ciudad de Buenos Aires parece haber una meseta, los casos no han disminuido, y el impacto en la terapia intensiva será mucho, retardado en el tiempo”, agregó. Destacó la importancia de la campaña de inmunización, ya que subrayó que la vacuna “tiene un efecto definido y drástico en la reducción de los casos críticos”.

“No lo evita por completo pero tiene un efecto importante, por eso ahora más que nunca el centro de los esfuerzos a la espera de vacunas que ahora están llegando es ser muy respetuoso de las restricciones, ahora tiene un impacto muy negativo la resistencia a las restricciones”, aseveró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario