Pandemia

El sector gastronómico y hotelero dice que con la pandemia irá a la quiebra

Según una encuesta nacional, 7 de cada 10 locales corren riesgo de cerrar. El bajo nivel de consumo en Rosario traza un panorama negro.

Sábado 04 de Julio de 2020

Los hoteleros y gastronómicos de todo el país vienen advirtiendo que la pandemia empujará a muchas pequeñas y medianas empresas al cierre. Si bien la situación es más crítica aún en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde la pandemia obligó a retornar a medidas de aislamiento más estrictas, la Encuesta de Impacto del Covid-19 que se llevó adelante durante junio en todo el país, y que incluyó a más de 1.400 referentes tanto de los alojamientos como de los bares y restaurantes, mostró que con este nivel de consumo, 7 de cada 10 comercios no tienen otra proyección que la quiebra. Aunque en Rosario los locales gastronómicos ya llevan 20 días abiertos, desde la entidad que los nuclea afirman que el escenario es el mismo. Esta semana reclamaron a nivel nacional declarar por ley la emergencia del sector (ver aparte).

El relevamiento realizado a nivel país incluyó todas las zonas, desde Ciudad y provincia de Buenos Aires y la región centro hasta el noroeste, el noreste —del que Santa Fe es parte junto con Entre Ríos, Misiones, Corrientes y Formosa—, Cuyo y la Patagonia.

Si bien la crisis es generalizada y se viene profundizando desde el inicio del aislamiento obligatorio decretado el 20 de marzo pasado, muchas provincias fueron retomando actividades. Es más, algunas incluso habilitaron el turismo interno, y claramente a lo largo de junio fueron el Area Metropolitana de Buenos Aires y Capital Federal las más afectadas por el coronavirus y las persianas bajas.

De hecho, la encuesta mostró que la caída de la actividad económica en Capital cayó en abril y mayo un 93 por ciento, y el estimado de junio se mantenía en el mismo nivel. Para la región del NEA, que integra Santa Fe, el desplome de abril y mayo fue del 82 y 81 por ciento en la actividad, respectivamente; sin embargo, para junio ya se prevé que esa reducción sea de diez puntos menos y se ubique en el 71 por ciento.

La opción de cerrar

Así y todo, el escenario es crítico y mayoritariamente los empresarios dicen avanzar hacia la quiebra en el corto plazo si la situación no se revierte. De ese modo lo plantearon 7 de cada 10 referentes gastronómicos, y más del 65 por ciento de los hoteleros.

Aunque prevén un panorama similar, hay diferencias clave entre los dos sectores, y así lo señaló Alejandro Pastore, integrante de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario. "Los hoteles siguen cerrados y esa es una realidad, pero además es un sector más cauteloso ya que las inversiones que se hacen son siderales y a largo plazo, nadie abre un hotel por una temporada como sí sucede con bar o un restaurante", remarcó.

En el caso de los bares y restaurantes, ya llevan más de dos semanas funcionando en Rosario tras una etapa donde sólo estuvieron restringidos a los envíos a domicilios. Pese a eso, el sector no repunta y apenas si alcanzó a trepar del 10 al 30 por ciento respecto de la facturación previa a la pandemia.

"La demanda no reacciona y con esos números es imposible repuntar", señaló Pastor, y describió un escenario en el que la mayoría de los empresarios "ya venía trabajando con poca rentabilidad, sin margen de ahorr. Y ahora no hay posibilidad de aguantar más que endeudarse".

Sobre la falta de reactivación en la ciudad, pese a la reapertura, el referente del sector consideró que "por un lado existe la caída generalizada del poder adquisitivo y, por el otro, la cautela de los clientes frente a la pandemia".

Sin embargo, admitió que los segmentos que apuntan a un público más joven, de entre 20 y 40 años, "son los que mejor están reaccionando y fundamentalmente entre quines tienen mayor poder adquisitivo, porque mantienen el consumo".

Los pedidos de ayuda

Además de las deudas, hacer frente a los salarios desde abril pasado es, como en la mayoría de los sectores, uno de los principales problemas. Entre los gastronómicos apenas el 30 por ciento pagó la totalidad de los sueldos de abril y un 12,7 por ciento no pudo abonar nada, mientras que más del 86 por ciento recurrió a la ayuda del Estado para hacer frente a ese costo y más de la mitad pidió, además, financiamiento bancario.

Entre los hoteleros, poco más del 40 por ciento abonó el total de los salarios de abril y el 15 por ciento no pudo hacer frente ni siquiera en forma parcial; en tanto, también el 79 por ciento recurrió a la ayuda del Estado para pagar a sus empleados. En forma paralela, más del 45 por ciento también solicitó préstamos a los bancos.

La Afip aumentó intereses

El aumento de los intereses por entrar en mora con la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) no fue una buena noticia para comerciantes y empresarios que, aseguran, están cada vez más endeudados. Según el organismo, en el caso de los intereses resarcitorios, la tasa pasó del 2,5 por ciento al 2,76 por ciento y, en el de los punitorios, fue del 3,08 por ciento al 3,39 por ciento mensual. Las subas rigen a partir de este mes.

¿Te gustó la nota?

Segui Leyendo

Opinión

Etica, ¿estás?

El descuido de la ética pública y la ausencia de mecanismos que la garanticen explica y predice que actuales o potenciales funcionarios públicos sean tentados a caer en prácticas de corrupción, por lo que el rescate y fomento de la ética construye, reconstruye, fortalece, motiva y crea una identidad en la administración pública que conduce a una mayor responsabilidad funcional, contribuyendo a evitar o disuadir actitudes y posicionamientos reñidos con la ética y la corrupción, así como, consecuentemente con ello, la recuperación de la confianza ciudadana en sus instituciones públicas.

Por Roberto Fermín Bertossi - Experto Coneau / Cooperativismo

Dejanos tu comentario