Pandemia

Coronavirus: buena evolución del juez federal de Venado Tuerto internado en Rosario

Aurelio Cuello Murúa había tenido que ser trasladado de urgencia el sábado por complicaciones en su estado

Lunes 26 de Octubre de 2020

El juez federal de Venado Tuerto Aurelio Cuello Murúa, de 50 años, fue internado de urgencia el sábado pasado en un sanatorio privado de Rosario tras una complicación en su cuadro de coronavirus. Por estas horas, sin embargo, evoluciona bien y no debió ser trasladado a terapia intensiva.

El neumonólogo Octavio Fernández, del sanatorio Parque, detalló a La Capital que Cuello Murúa ingreso el sábado "con un cuadro de moderada severidad, que venía progresando". Respecto del motivo de traslado, aclaró: "Vino por la necesidad de mayor complejidad en su atención".

A pesar de la situación que afrontó el magistrado a causa del coronavirus, el experto afirmó: "Con el ajuste del tratamiento realizado aquí, tuvo una evolución favorable".

"En este momento está compensado y estable, con un grado leve a moderado de severidad. Quedaría un control estricto, pero está evolucionando favorablemente", remarcó. A su vez, sostuvo que el cuadro "no ha requerido terapia intensiva y todo indica que no va a necesitarla. Afortunadamente, respondió muy rápido y hoy se encuentra significativamente mejor".

>>Leer más: Internaron de urgencia en Rosario al juez federal de Venado Tuerto

La edad del juez (50 años) y la ausencia de comorbilidades encendieron las alarmas por estar fuera de todos los grupos de riesgo en el marco de la pandemia. El neumonólogo aclaró: "Esta es una situación excepcional que no tiene que cambiar ni el enfoque ni los conceptos que tenemos de la enfermedad. Para una persona joven, estable y en buen estado de salud, la norma es que evolucione bien con un tratamiento ambulatorio, sin necesidad de internación y sin criterios de severidad".

"En algunos casos, muy pocos, algunos pacientes hacen una evolución desfavorable. Es muy difícil anticipar quién, pero hay que tener en cuenta que son muchísimo menos frecuentes estos casos. La probabilidad es muy baja", recalcó.

"Estamos aprendiendo mucho de esta enfermedad. Es nueva y nadie podría sacar conclusiones definitivas, ni establecer parámetros absolutos. Clásicamente, los pacientes que hacen las peores evoluciones son los que tienen más de 75 años. Pero el compromiso lo tenemos todos, ya que todos somos pasibles de infectarnos", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS