Pandemia

¿Cómo impacta el coronavirus en la sexualidad masculina?

Hay trastornos causados por el virus y otros por el impacto emocional de la pandemia. Un tema que puede afectar la calidad de vida.

Domingo 13 de Junio de 2021

Ante la cantidad de información que circula sobre los efectos del Covid en distintos aspectos de la salud sexual y reproductiva de los varones y frente a la necesidad de dar respuestas a los pacientes en un momento tan dinámico y de gran incertidumbre, médicos rosarinos y españoles intercambiaron conocimientos en un simposio que les permitió actualizar datos y referencias sobre un tema sensible y del que se dice mucho, pero se conoce poco a nivel poblacional.

¿Cómo impacta el virus que produce el Covid en el aparato reproductor masculino? La afectación hormonal, la disfunción eréctil, los cambios en la libido y el deseo sexual en el marco de la pandemia y también las consecuencias a mediano y lago plazo de la falta de controles médicos indispensables en el hombre fueron parte del Simposio Internacional Uro-Andrológico, que se desarrolló de manera virtual.

La Capital habló sobre algunos de los temas que se abordaron en ese encuentro con la doctora en medicina, uróloga y andróloga María Malen Pijoan.

La especialista fue una de las organizadoras de la jornada junto a los urólogos Martín Pijoan y Martín Piana, directores del Instituto Metropolitano de Rosario, y el doctor Eduardo Ruiz Castañé, director del Servicio de Andrología de la Fundación Puigvert, de Barcelona, España, entidad científica referente en Europa sobre salud masculina.

Médicos de toda Latinoamérica y otros países del exterior se unieron en este encuentro, lo que dio la pauta del interés que generó la problemática que se presenta a los médicos en tiempos de pandemia.

—¿Cuáles son los aspectos de mayor preocupación de los urólogos y andrólogos en relación al Covid?

—Más que de preocupación yo hablaría de la necesidad de reflexión, de desafíos que impone la nueva realidad. Hay cambios esenciales que fueron comentados y debatidos en este encuentro profesional. Nosotros, como médicos y los varones como pacientes, tuvimos que salir de la llamada zona de confort y entrar en lo que se llama zona de confusión (break down). La pandemia nos impuso un cambio adaptativo que se manifiesta de formas diferentes en cada persona. En algunos hombres provoca ansiedad, fatiga, cansancio y en otros incertidumbre y cambios en la calidad y estilo de vida. El doctor Castañé habló claramente de la conciencia que tenemos hoy sobre nuestra fragilidad como seres humanos y de qué modo un virus nos modificó el día a día, lo que nos obliga a trabajar en tres dimensiones: la física (debemos cuidar la salud en general y la salud andrológica); la mental (el tsunami virtual de la tecnología al que debimos adaptarnos) y el aspecto espiritual (registrar que otros sufren, que somos frágiles y dejar de lado el egocentrismo). Todo forma parte de la salud, en este caso puntual del varón, que es a lo que nos dedicamos nosotros.

—Hay mucha información circulando, titulares en los medios que hablan de consecuencias curiosas o que generan temor en los hombres que atravesaron el Covid ¿Qué se conoce, a nivel científico, sobre las consecuencias en el desarrollo de la sexualidad en pacientes que tuvieron coronavirus?

—Se presenta una cascada de problemáticas que deben evaluarse. La disfunción sexual (trastornos de erección), libido (deseo) y reproducción masculina (producción de espermatozoides) se ven afectadas por distintas variables. Sabemos que los niveles de testosterona (la principal hormona sexual masculina) disminuyen de acuerdo con el envejecimiento y en presencia de comorbilidades como obesidad, diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares, que son las que se encuentran en mayor medida en pacientes con Sars Cov 2 que sufren complicaciones, por eso hay que profundizar el interrogatorio de estos pacientes y probablemente solicitar algunos estudios pos Covid para conocer el verdadero origen del problema. Hay trabajos que muestran que los pacientes que transitaron el Covid tienen dosaje de testosterona más baja comparada con grupos que no tuvieron la enfermedad. La infección por Covid puede influir sobre los valores de testosterona, y la testosterona no solo afecta a nivel genital en lo que significa erección y libido (función sexual) y espermatogénisis (producción de espermatozoides) sino sobre otros órganos también.

—Los varones pos Covid que vuelven a la consulta urológica y andrológica ¿qué inquietudes tienen?

— El varón, como todo ser humano, quiere calidad de vida y de vida sexual. Porque eso también es salud. A tal punto que en 1948, la OMS definió la salud como el completo bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de enfermedad. Este término evolucionó desde una definición conceptual hasta una serie de escalas que permiten medir la percepción general de salud y dentro de ese concepto está la salud sexual del varón. Lo que observamos es que cada vez es más frecuente que los hombres se animen a hablar de lo que los preocupa, lo que sienten y cómo ven afectada su vida sexual. En este momento de pandemia, como médicos, incentivamos la consulta al profesional, que en muchos casos se posterga, para que se expongan todas las dudas. Es sumamente importante porque calidad de vida sexual es salud. Además, el chequeo con el urólogo es indispensable para detectar en forma precoz el cáncer de próstata, que tomado a tiempo puede tener buen pronóstico. Respecto del coronavirus, estamos especialmente atentos a un cuadro clínico que aparece en pacientes con déficit de testosterona y también en pacientes con cansancio que tuvieron Covid. Los síntomas asociados son la disminución de la libido o deseo sexual, la disfunción eréctil y el cansancio, la fatiga, la astenia y cómo esto puede tener un papel relevante en la fisiología de la erección.

—No debe ser tan simple establecer el origen de las problemáticas.

—Desde ya no es una tarea fácil dilucidar en este momento cuáles son los aspectos clónicos para la sospecha de diagnósticos específicos vinculados a déficit hormonales, por ejemplo, al envejecimiento natural del hombre, a la presencia de otras enfermedades como la obesidad, la hipertensión, la dislipidemia, o si además hay algo relacionado con consecuencias del Covid. En este contexto, los pacientes que tuvieron coronavirus y tienen cansancio, disfunción eréctil, pérdida del deseo sexual deben ser abordados desde distintas especialidades y en forma interdisciplinaria para afrontar esta situación en forma integral. Lo hacemos en conjunto con neurólogos, cardiólogos, endocrinólogo, nutricionistas, clínicos y psicólogos.

—En forma mediática se conocieron casos de varones que dijeron tener erecciones prolongadas por Covid. ¿Tienen consultas al respecto?

—Se dicen y escuchan muchas cosas. Pero hasta el momento son todas informaciones mediáticas y casos aislados que no tienen un respaldo científico. Por eso deberíamos esperar para emitir una opinión concluyente al respecto y esperar la evidencia de publicaciones futuras en revistas de alto impacto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario