paginasolidaria

Los empresarios se reunieron para debatir sobre la infancia

El pleno goce de los derechos de los niños y adolescentes es una responsabilidad de todos. O al menos esa es la idea que instalaron quienes participaron del encuentro "Inversión social empresaria desde la perspectiva de derechos de la infancia", en el auditorio del Museo Diario La Capital.

Jueves 12 de Junio de 2008

El pleno goce de los derechos de los niños y adolescentes es una responsabilidad de todos. O al menos esa es la idea que instalaron quienes participaron del encuentro "Inversión social empresaria desde la perspectiva de derechos de la infancia", en el auditorio del Museo Diario La Capital.

  La reunión, en la que se encontraron miembros de fundaciones y empresas locales, fue organizada por Save the Children y las fundaciones La Capital, Arcor y C&A. El encuentro se desarrolló el martes en el marco del espacio Empresas por la Infancia, que promueve la inversión responsable de distintas empresas nacionales en acciones que involucran a los chicos. Habrá una segunda etapa de intercambio en agosto.

  A modo de apertura, Javier Rodríguez, de Fundación Arcor, se encargó de aclarar los conceptos deinversión social privada (ISP) y de responsabilidad social empresaria (RSE) explicando que la segunda implica muchas más acciones que la mera colaboración con recursos económicos. "Muchas veces es más fácil dar dinero y eso no siempre es lo más importante para la niñez", dijo Verónica Aftalión, de Fundación C&A.

  Durante toda la jornada se habló de lo necesario que es ejecutar programas de ISP desde el conocimiento. Eso se logra sólo cuando hay un relevamiento de las verdaderas necesidades de los chicos y para ello es útil consultarlos, advertir qué necesitan y no suponer. "Además es útil darles a los niños las herramientas para que puedan aprender a resolver las situaciones o sepan cómo demandarlas a sus garantes", dijo Rodríguez.

  En las exposiciones surgió el tema de cuán útil resultan las experiencias de ISP y allí el enfoque estuvo sostenido en la durabilidad. "Para mejorar los aportes que pueden hacer a la infancia determinados programas es importante medirlos, saber los resultados y darnos cuenta de cómo mejorarlos", remarcó Rodríguez, quien además destacó las acciones que perduran en el tiempo por encima de aquellas que existen sólo mientras se ejecuta el programa que las contiene.

  El entusiasmo que tienen diversos grupos que pretenden efectuar acciones en beneficio de los chicos es destacable. Sin embargo, esa iniciativa debería, según los expositores, ser reforzado desde el lado del conocimiento empresarial. Las ONG’s juegan un papel importante en relación al trabajo sobre infancia. Porque más allá de ser parte de un tríptico donde interactúa con el Estado y el sector privado se constituyen como referentes. "Muchos programas se articulan con organizaciones de la sociedad civil porque resultan confiables y ayudan a conducir las acciones", dijo Rodríguez.

  Las empresas por la infancia orientan sus programas desde la perspectiva de los derechos de los chicos, pero destacan que no hay que perder de vista la responsabilidad que en ese contexto les compete a los adultos. "Hay que ver a los chicos como sujetos de derechos y no como objetos y darles participación. Pero esa participación debe ser real y no acotada", reflexionó Rodríguez.

  En cuanto a la situación actual de la infancia contaron que el incremento económico generado en Argentina en los últimos tiempos no implicó necesariamente mejoras en las condiciones de la infancia y señalaron que América latina es el sector donde se radican las mayores desigualdades.

  Por su parte, Cecilia Delaney, de Save the Children, dijo que tanto la generación de espacios de intercambio entre los distintos sectores, como la posibilidad de darles participación a los chicos son útiles si antes se sale de los parámetros tradicionales desde los cuales es frecuente observar a la infancia. "Cuando hablamos de enfoques nos referimos a cambiar la mirada y a modificar el concepto de lo que consideramos infancia. Sólo allí estaremos en condiciones de lograr todo el resto", cerró. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario