Ovación

Un grito de final abierto

Marco Ruben está a gusto en el equipo del Patón, pero no descarta emigrar al exterior.

Sábado 21 de Julio de 2018

A diferencia de otros mercados de pases, en esta oportunidad el delantero emblema de Central, Marco Ruben, irrumpió en el escenario de la danza de nombres como potable candidato a emigrar. Es que si bien todavía "no surgió ninguna oferta concreta" sobre el nueve y capitán del equipo auriazul, la realidad es que ya "hubo sondeos y averiguaciones desde el exterior" referidas al centrodelantero que repatrió la actual dirigencia y que a fuerza de goles y compromiso se convirtió en el símbolo futbolístico de la actual comisión directiva. A esta altura del receso hay que decir que Ruben está "muy cómodo" realizando la pretemporada auriazul y "consustanciado con el nuevo equipo del Patón Bauza", pero a la vez está dispuesto a "analizar su futuro si llega una propuesta seductora, tanto para él como para Central", le confió ayer a Ovación una fuente cercana al entorno del atacante de Arroyito. Así, no es seguro que los gritos de Marco sigan resonando en las gargantas de los hinchas canallas. Claro que sobre lo que no hay ningún margen de duda es que "en Argentina juega nada más que en Central. Sólo se evaluarán opciones de afuera". En este sentido hubo sondeos desde Brasil, pero no se descartar que surja alguna propuesta desde Europa.

"Todavía no hay ofertas de ningún tipo. Tampoco es fácil que lleguen porque está por cumplir 32 años y le queda un año de contrato con el club. La realidad es que Marco sigue siendo jugador de Central y si no se da nada se quedará acá. No hay ningún problema. No está desesperado buscando la salida. Igualmente si llega una oferta, en caso de que se formalice, la evaluará. Si se abre una puerta para la salida se analizará", dijo una voz calificada cercana al centrodelantero de Capitán Bermúdez.

Y ante la pregunta de si esta situación de expectativa sobre su futuro respondía a la necesidad de Central de transferir o de Marco de cambiar de aire, la respuesta fue clara. "Un poco de las dos cosas. Marco vivió situaciones personales delicadas en los últimos dos años. Y por ahí le vendría bien un cambio de aire y a Central le vendría bien si llegado el caso se puede hacer algo que le genere dinero", abundaron desde el entorno del jugador.

En consecuencia, la realidad es que no se está buscando desesperadamente una salida porque Marco está bien y a gusto en Central. "Pero si llega a aparecer una propuesta interesante se puede abrir una puerta. Antes esto no había pasado, pero ahora Marco viene un poco golpeado por un par de cuestiones y se evaluarán los pasos a seguir", le confiaron a este diario.

En seis meses se termina el vínculo de Marco con Central, más allá de que hay una cláusula de renovación por seis meses más. "Este sería el receso para que sea transferido. Porque después nadie ofrecerá nada por un jugador que queda libre en seis meses más. Ahora Central propuso renovar el vínculo y el jugador analiza también esta situación. Acá no hay una cuestión de plata, porque si fuera por ello se hubiera ido antes cuando hubo propuestas muy importantes. Acá la cuestión pasa porque quiere ver cómo se siente de nuevo en la cancha y está claro que la llegada del Patón fue muy importante para que renueve sus expectativas en Central. También la realidad es que viene de un año y medio complicado en lo futbolístico porque tuvo poco juego", abundaron desde su entorno.

Por último, se puede suponer que en este receso Marco renueva o será transferido. El libro de pases cierra el 31 de agosto. Y los clubes argentinos necesitan vender para vivir, por lo que hasta esa fecha puede haber movimientos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario