Central

Un ciclo en jaque antes de empezar

Si bien hace apenas 22 días que asumió en Central y acumula cuatro empates y una derrota, el Loncho está en el ojo de la tormenta por desaciertos que lo exceden.

Domingo 17 de Marzo de 2019

Parece una película de ciencia ficción que un entrenador que dirigió su primera práctica en Central el pasado domingo 24 de febrero, es decir hace apenas 22 días, hoy se juegue literalmente el cargo en el partido de altísimo voltaje que disputarán los canallas ante San Lorenzo. Es cierto que el incipiente ciclo de Paulo Ferarri aún no logró ganar ninguno de los cinco partidos que disputó (cuatro empates y una derrota), pero de ahí a que sean los propios dirigentes los que pongan en duda su continuidad, haciendo referencia al malestar generalizado de los hinchas ante el magro promedio, refleja un estado de anarquía a la hora de manejar los destinos del fútbol profesional (ver página 2). Todo indica que el futuro del Loncho está atado al resultado de esta tarde. Una victoria y hasta un empate le salvarían el pellejo al DT, pero una derrota decretaría su salida. Un verdadero despróposito para un entrenador del riñon del club que no hace ni siquiera un mes que ocupa el cargo.

   La historia del Loncho en Central arrancó con el empate 2 a 2 ante Sol de Mayo de Viedma y la posterior eliminación por penales en la Copa Argentina en la fase de 32 avos de final, justo en el torneo que en diciembre pasado había ganado el canalla de la mano del luego despedido Edgardo Bauza. A continuación por la Superliga estuvo el empate en cero ante Belgrano en el Gigante. También en Arroyito por la Copa Libertadores los auriazules igualaron 1 a 1 ante Gremio. Posteriormente se registró la paridad sin goles por la Superliga ante Godoy Cruz en Mendoza. Y la última escala fue la derrota 2 a 1 ante Universidad Católica de Chile en el vecino país. Esta es la hoja de ruta del Central del Loncho, gestión que hoy está en el ojo de la tormenta de manera prematura, ya que no hace ni un mes que el DT tomó las riendas del equipo.

   Claro que el malestar de los hinchas no es nuevo y viene de arrastre, en especial en lo referido a la Superliga y al promedio. La racha negativa sin victorias comenzó en la era del Patón Bauza y siguió con el Loncho. Es cierto que la obtención de la Copa Argentina fue un oasis que será inolvidable. Pero ya son 13 los partidos sin triunfos, 9 por Superliga, dos por Copa Argentina y 2 por Copa Libertadores. Siendo la era Ferrari exclusivamente de cinco encuentros (cuatro empates y una caída).

   La realidad es que hoy Ferrari dispone de 90 minutos para desactivar la "bomba" en que se transformó el fútbol de Central. Suena exagerado, pero como en tantos otros ámbitos de la vida a veces la realidad supera a la ficción. Claro que un triunfo o un empate canalla alejará las especulaciones al menos por un tiempo. Igual convivir con la incertidumbre no es ninguna solución de fondo. Y son los directivos los que deben sostener en el tiempo y con firmeza las determinaciones que toman.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});