Central

Tres veces igual, cinco años después

Amparado por los resultados, Bauza confirmó los mismos 11 de las dos primeras fechas. El canalla no repetía en tres partidos desde abril de 2013, con Russo como DT en la B Nacional.

Viernes 24 de Agosto de 2018

"El equipo va a ser el mismo". La primera frase del Patón ayer en conferencia de prensa pintó de cuerpo entero lo que es el presente de Central respecto a lo que muchas veces parece ser una odisea para algunos entrenadores cuando los contratiempos hacen de las suyas. Para el Patón nada de eso ocurre. Con el equipo líder, pese a que van apenas dos fechas, y sin lesionados ni suspendidos, el DT canalla no ve otra forma de encarar los partidos que no sea con los jugadores a los que empezó a darles rodaje desde el inicio de la pretemporada. Y lo que ocurrirá el domingo es algo que en Arroyito hace mucho tiempo que no sucede. Es que para encontrar un equipo igual en tres encuentros consecutivos en el torneo local hay que remontarse a abril de 2013, de la mano de Miguel Angel Russo en la Primera B Nacional.
   "No vamos a cambiar nada. Vamos a seguir jugando como venimos trabajando. A mi modo de entender el equipo fue muy ordenado y jugó dos partidos muy difíciles. Este equipo ya tiene una forma de jugar, está estructurado y a los jugadores los noto muy cómodos. Es por esto que siento que no tengo porqué cambiar", amplió el Patón en relación a las razones, pero sobre todo los méritos que ve en el equipo para mantener la base.
   Indefectiblemente cada fecha que pase y ocurra lo mismo (esto de no hacer cambios), la búsqueda en el tiempo será más compleja. Más allá de eso no es normal que un entrenador tenga la chance de cerrar los ojos y dejar que las fechas corran con los mismos futbolistas. En realidad son cuatro los encuentros en los que Bauza pone en cancha a los mismos once teniendo en cuenta lo que fue el choque por Copa Argentina, ante Juventud Antoniana de Salta.
   No obstante, por el torneo local la última vez que sucedió fue hace más de cinco años. En aquel entonces Russo se la jugó por un equipo en la fecha 28, ante Independiente Rivadavia de Mendoza, y el triunfo por 3 a 1 (Encina, de penal, Toledo y Bareiro) le dio la derecha para mantener. Así fue que se la jugó por los mismos nombres frente a Almirante Brown (0-1) y también ante Douglas Haig (1-1, Toledo).
   De allí en más el propio Russo nunca pudo lograr poner en cancha el mismo equipo en ese torneo ni tampoco en primera división. A Eduardo Coudet, Paolo Montero y Leo Fernández también les fue imposible.
   Claro que es nada más que un dato estadístico y anecdótico si se quiere. Pero que hace a la cuestión. Hoy el foco se pone allí, pero de manera efímera. Es que lo verdaderamente importante es encontrar las causas de porqué Bauza rompe con ese molde. Y las respuestas se presentan como obvias y están a la vista. El equipo disputó dos encuentros y los ganó, con el agregado de que no recibió goles, y a partir de esa base todo le está resultando demasiado sencillo al Patón.
   También es una obviedad que el técnico pretende que a medida que pasen las fechas Central pueda sumar otros atributos al orden al que tanto él como los futbolistas hacen referencia cada vez que pueden. Y está claro que mientras las cosas continúen como hasta ahora, hasta que no se presente ningún contratiempo o considere necesario una vuelta de tuerca para alguna situación en particular nada cambiará.
   Pero tampoco es que Bauza se ampara en la buena racha, más allá de que si fuera esa la única razón sería totalmente lógico, sino que en tiempos de pretemporada, cuando muchos técnicos optan por rotar jugadores en busca de alternativas, el Patón puso el ojo en una base desde el principio. Sólo por algunas circunstancias particulares tocó algo, pero en prácticamente todos los amistosos el DT se la jugó por el equipo que imaginó desde el inicio del trabajo tras su regreso.
   Resultados que acompañan, un equipo que mantiene un comportamiento determinado y algunas otras cuestiones son las que hacen que el espacio para ciertas especulaciones sea prácticamente nulo. Mientras eso suceda el Patón no se romperá la cabeza para pensar algo distinto. Por eso frente a San Martín de Tucumán el equipo será el mismo por tercera vez consecutiva, algo que en Arroyito no pasaba desde hace más de cinco años.

Datos: Carlos Durhand

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario