Messi

Tras un viaje relámpago a Buenos Aires, Messi no pudo irse de vacaciones

El crack rosarino estuvo tres horas en Caba para renovar la visa. Planeaba viajar este martes a la noche a Estados Unidos pero el vuelo fue suspendido.

Martes 13 de Julio de 2021

Después de una falsa amenaza de bomba en el aeropuerto de Rosario, el capitán de la selección argentina que se coronó campeona de la Copa América, Lionel Messi, hizo un viaje relámpago a Buenos Aires y en menos de tres horas su vuelo estaba aterrizando en Fisherton de regreso a la ciudad. Tras realizar trámites en Buenos Aires, el 10 de la selección tenía previsto viajar con su familia a Estados Unidos en la noche de este martes pero el vuelo se suspendió.

Según trascendió, La Pulga viajó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) para renovar la visa para poder viajar a Estados Unidos como turista, antes de emprender sus vacaciones en Miami junto a su familia.

Messi partió a las 14.35 desde el Aeropuerto Internacional Rosario Islas Malvinas, luego de una amenaza de bomba de un pasajero que obligó a evacuar la terminal. El protocolo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria había culminado a las 12.45.

El 10 de la selección no tuvo contacto con los medios y ni con los hinchas que se acercaron al aeropuerto para pedirle un autógrafo. Llegó en una camioneta negra junto a su padre, ingresó por una entrada lateral y rápidamente estaba en vuelo rumbo a Buenos Aires.

Llegó a las 15.30, realizó los trámites y nuevamente se subió al avión, para aterrizar en Rosario a las 17.25. Mientras se define su futuro en Barcelona, Messi pasará tres semanas de vacaciones en Estados Unidos.

Pero los planes de La Pulga quedaron pospuestos al menos por 24 horas.

Es que Messi tenía previsto viajar a Estados Unidos en dos vuelos chárter, en uno iba a viajar su mujer, Antonella Roccuzzo, y sus hijos Mateo y Ciro, así como otros integrantes de la familia, mientras que en otro avión volarían el propio Messi, su padre Jorge y su hijo Thiago. Desde que se conoció que la familia quedaría dividida en dos aviones, se especuló con la posibilidad de que el crack rosarino hiciera una escala "de negocios" para definir su futuro futbolístico.

Lo cierto es que, por el momento, toda la familia Messi continúa en Rosario, ya que se suspendieron al menos por 24 horas los vuelos.

Su continuidad en Barcelona

El club catalán transita una semana crucial para garantizar la continuidad del astro rosarino, situación que demanda una profunda depuración del plantel profesional para abaratar la masa salarial y cumplir con las exigencias de La Liga y el fisco español.

La dirigencia encabezada por Joan Laporta está decidida a desprenderse de todo jugador ocioso, lo que se refleja con las siete salidas concretadas en las últimas dos semanas, todavía insuficientes para cumplir el objetivo.

Las autoridades de La Liga le impusieron a la entidad catalana un nuevo límite presupuestario para su plantel en función del último balance presentado, que registró importantes pérdidas por el efecto de la pandemia de coronavirus.

Barcelona terminó la temporada pasada excedido en los 348 millones de euros autorizados para gastar y ahora debe aligerar su masa salarial en aproximadamente 200 millones para poder inscribir al capitán del seleccionado argentino y a los cuatro futbolistas incorporados durante el verano europeo en curso (Sergio Agüero, Eric García, Emerson y Memphis Depay).

Messi terminó su contrato el pasado 30 de junio pero tiene acordada una extensión de dos temporadas, por lo que no negocia con ningún otro club en su condición de jugador libre, algo que nunca había experimentado en toda su carrera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario