Central

Tras el acuerdo, la confianza

El conflicto salarial que se dio en Central contó con varios capítulos, que contemplaron pedidos, promesas e incluso la decisión del plantel de no concentrar antes del partido ante Patronato.

Miércoles 28 de Agosto de 2019

El conflicto salarial que se dio en Central contó con varios capítulos, que contemplaron pedidos, promesas e incluso la decisión del plantel de no concentrar antes del partido ante Patronato. Con lo sucedido el lunes, el tema quedó solucionado, al menos hubo acuerdo en la refinanciación de una deuda, pero en medio de la medida de fuerza adoptada se escucharon algunas voces dirigenciales. Por eso faltaba la voz del plantel. "Hubo un acuerdo con los dirigentes. Esperemos que se cumpla", fue una de las frases de Jeremías Ledesma, arquero y capitán del equipo, quien en el arranque de la charla dejó en claro que el plantel no estaba dispuesto a hablar de la cuestión económica, porque, consideran los futbolistas, son temas "que no nos corresponden". No obstante, se abrió al diálogo y dejó sus impresiones sobre un tema del que se habló demasiado entre dos partes (plantel y comisión directiva) que, según consideró, tienen una "relación fluida".

"Voy a ser sincero. Ayer (lunes) hubo una reunión con Marchi, donde se llegó a un acuerdo con los dirigentes. Esperemos que se cumpla y nada más. Es lo único que vamos a decir. Después, vamos a hablar netamente de lo deportivo. Si hay que hablar del partido de Patronato lo vamos a hacer, si hay que hablar de lo que viene no hay ningún problema, pero no vamos a hablar de un tema que no nos corresponde", declaró Ledesma respecto de un tema sobre el que se llegó a un acuerdo casualmente después de la visita de Sergio Marchi (secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados).

Lo que Ledesma intentó dejar en claro es que al grupo no le interesa poner énfasis en el aspecto económico, que prefiere hacer referencia a cuestiones sólo deportivas. Igualmente era inevitable consultarlo, entre otros puntos sobre cuál es hoy el ánimo del plantel. "Excelente", respondió el pergaminense y fundamentó su apreciación por lo sucedido en el partido. "Creo que eso se vio en el campo de juego. Se vio un Central que hace tiempo no jugaba tan bien al fútbol".

"Hay algo que tienen que saber, discusiones hay en todos los laburos. Todos discutimos con nuestros pares, con nuestros jefes, es normal. La relación es fluida. Si no tuviéramos relación con los dirigentes sería muy difícil salir adelante y la relación es fluida y hay diálogo", argumentó el futbolista sobre cómo había quedado la relación con la dirigencia.

De todas formas apuntó que la decisión de no querer hablar del tema es "porque estamos para hablar netamente de lo deportivo, no de lo económico. Es así de simple".

Aquel desacuerdo que se dio en la previa de Patronato fue porque la comisión directiva tuvo un atrasó, según dicen, de ocho días, pero sobre el sueldo de junio. Es más, los directivos sostienen que están dentro de los plazos reglamentarios, según lo que estipula la Superliga. De todas formas en el medio está el pago de los premios por la participación en Copa Libertadores. Fue por eso que Marchi viajó para reunirse con ambas partes. "El quiso venir y estamos agradecidos por su presencia, tanto nosotros como los dirigentes. Fue nada más que un mediador".

En el medio está el miedo de los hinchas de una posible quita de puntos, algo que los dirigentes consideran "imposible". El propio Ledesma se mostró optimista en tal sentido al advertir: "No creo que lleguemos a eso. Nosotros sólo estamos enfocados en jugar y si lo seguimos haciendo como ante Patronato los resultados van a ser muy positivos".

Si hubo algo que los hinchas no hicieron el sábado fue recriminar ni tomar partido, pese al difícil contexto por el que atraviesa el equipo en la lucha por la permanencia. "La verdad es que no noté el malestar en los hinchas el sábado en la cancha, sino todo lo contrario. Vi un estadio lleno, alentando siempre y tirando para adelante. La gente aplaudió porque vio el compromiso y es por lo que queremos que nos juzguen. Lo otro no nos interesa. Estamos haciendo un mundo por algo que en Europa por ejemplo ocurre hace 30 años, que es no concentrar. No somos nenes que vamos a andar de joda, que no nos vamos a cuidar. Dormimos con nuestras familias, nos alimentamos bien y punto. Fuimos a jugar el partido y no lo hicimos de mala manera, sino que lo hicimos muy bien y no concentramos, ¿cuál es el problema?", cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS