Ovación

Social Lux sigue de festejo por el título

El DT Luciano Taldo y los jugadores Jiménez, Palacios y Peña contaron sus sensaciones.

Miércoles 04 de Diciembre de 2019

Social Lux es el nuevo nombre del torneo Luciano Molinas. La institución de barrio Ludueña, con 79 años de vida, vive días de gloria después de dar el salto de categoría tras golear a Olympia por 4 a 1. De esta manera, Mercadito vuelve al círculo superior después de 10 años para codearse con los grandes de la Rosarina. El último ascenso se había dado en noviembre del 2006 y las páginas del Diario La Capital estuvieron en la celebración del verde del oeste.

Por barrio Ludueña siguen con los festejos por el gran campeonato que realizó el equipo dirigido por Luciano Taldo, que se quedó con el primer lugar con 29 puntos en la zona Campeonato, ya que no sólo fue el campeón de la Copa Santiago Pinasco, de yapa consiguió un lugar para disputar el torneo Molinas en la temporada 2020.

En el medio de tanta algarabía el técnico Luciano Taldo y los jugadores Juan Pablo Jiménez, Mauro Palacios y Nicolás Peña compartieron con Ovación el ascenso y el título de la Copa Santiago Pinasco.

“Lo que estoy viviendo es maravilloso. Llegué al club hace 6 años, en la época en que mi hija Valentina estaba en la panza de mi esposa Marina. Mi carrera como entrenador comenzó en las divisiones inferiores y fueron momentos importantes. Después en el segundo semestre del 2018 tomé las riendas de la primera división y no se pudo dar el ascenso, que era el objetivo. A partir de esa campaña, la comisión directiva otra vez me tentó para comandar el equipo nuevamente en la temporada 2019 y no dudé”, señaló el entrenador sobre la excelente campaña que realizó Mercadito en el torneo de la Copa Santiago Pinasco.

Con respecto a la producción del equipo, el DT de Social Lux resaltó el gran trabajo de todo el plantel. “Sin lugar a dudas el esfuerzo, la dedicación y las ganas de brindarse en cada entrenamiento fueron impresionantes. La asistencia fue perfecta. Y en cada partido todos estaban a disposición del cuerpo técnico. Por eso hoy los resultados están a la vista”, resumió el joven entrenador campeón.

Para el capitán Mauro Palacios fue el día soñado lograr el ascenso con Social Lux. “Todavía no caigo de todo lo que estamos viviendo. Fue una temporada muy dura y complicada, en la que tuvimos que luchar mucho para llegar y poner al club en un lugar de privilegio. Social Lux vuelve a jugar entre los mejores de la Rosarina después de 10 años y no tiene precio”, dijo el goleador de Mercadito con 15 tantos en la temporada, quien añadió: “Este título se lo quiero dedicar a a mi papá Fabián, quien falleció en el 2014, también a mi mamá Claudia, mi novia Celina y mi hija Emma”.

En tanto, el defensor Juan Pablo Jiménez volvió ser campeón con el verde de Ludueña. “Es maravilloso lo que estoy viviendo con el club. En Mercadito hice las inferiores, salí campeón con décima división en el 2006 y ahora volver a dar una vuelta olímpica es lo máximo. Apenas el árbitro Mapelli dio por finalizado el partido me puse a llorar como un nene de 5 años y me fui a buscar a mis seres queridos (mi mamá Jaquelina, mi viejo Carlos y mis hermanos Guillermina, Micaela y Matías). Fue un momento inolvidable que quedará siempre en mi corazón“, enfatizó uno de los referentes del plantel.

Por último, Nicolás Peña valoró el compañerismo de todos: “El grupo contó con 30 jugadores y todos queríamos jugar en cada fin de semana. La lucha interna fue muy buena entre nosotros, los viernes sabíamos quiénes eran los que estaban convocados y el resto que no jugaba iba alentar al equipo. La unión del plantel fue fundamental para lograr el ascenso”, cerró el juvenil de Social Lux.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario