Ovación

Sin Vecchio en cancha se abre un lugar y Villagra se anota

La baja del capitán obliga al Kily a buscar alternativas. Villagra fue el elegido las últimas veces que el 10 no pudo estar. Lo Celso, con menos chances

Jueves 01 de Julio de 2021

El pasado 25 de abril Central recibía a Estudiantes para intentar lograr un paso clave a la clasificación de los cuartos de final de la Copa de la Liga. Defeccionó. Tres días después debía hacer lo mismo, pero ante San Lorenzo y frente a otro horizonte: la Copa Sudamericana. Ese día fue el primer gran paso que dio el equipo del Kily González en su levantada futbolística. ¿A que se debe la referencia de esos dos encuentros allá lejos en el tiempo? En que el primero fue con Emiliano Vecchio entre los once, el segundo con el capitán en el banco, ingresando en el complemento. Nadie sabe qué ocurrirá con el enganche en el encuentro frente a Deportivo Táchira del próximo 15 de julio (restan dos semanas exactas), pero las especulaciones no están fuera de lugar y más frente a lo que será la primera prueba del canalla, este sábado ante Unión. Emmanuel Ojeda fue su reemplazante aquella noche en el Gigante contra San Lorenzo, pero después de eso el correntino se asentó y le comió el puesto a Villagra, por lo que hoy parecería tener un lugar asegurado entre los once. Y es el propio Villagra quien pelearía por ganarse un lugar. ¿Pero será así de simple la ecuación o habrá algo mas que el Kily pueda probar? Hay otras cartas dentro del mazo: Francesco Lo Celso podría ser una de ellas.

  Por supuesto que la primera referencia que debe hacerse, que subyace a cualquier otro análisis es que el Kily no tiene hoy en el plantel un jugador con las características, la impronta ni el talento de Vecchio, por eso es tiempo de aguzar el ingenio para ver cuál es la mejor alternativa, siempre teniendo como parámetro lo que será el amistoso del sábado, aunque, está claro, el mayor temor es su presencia en el duelo copero dentro de dos semanas.

Villagra.jpg
Cuando Vecchio no estuvo, Villagra volvió al ruedo.

Cuando Vecchio no estuvo, Villagra volvió al ruedo.

  Aquel primer faltazo de Vecchio tuvo a Ojeda como alternativa, pero lo dicho, el volante rápidamente se quedó con el puesto y cuando Vecchio volvió fue el cordobés el que se quedó afuera. Sin embargo es Villagra el que tendría más boletos comprados para salir en este momento en auxilio del enganche.

  Porque después del clásico Vecchio volvió a entrar a boxes, ya con Ojeda asentado entre los titulares. Y fue Villagra el futbolista al que el técnico echó mano. Por supuesto, siempre con ese 4-4-2 tradicional que aplicó por primera vez ante el Ciclón y que, por los buenos dividendos que arrojó, nunca más se dejó de lado.

  Fue tanto en el viaje a Chile para enfrentar a Huachipato como en el choque frente a Platense (última fecha de la Copa de la Liga) en los que el Kily tampoco pudo contar con Vecchio, aunque por esos días su alejamiento del equipo se debió al contagio del Covid-19. Y fueron oportunidades en las que otra vez apareció Villagra.

  En todas esas ocasiones el equipo pareció no extrañarlo y quizá allí esté el punto esencial del análisis. Porque más allá de un nombre u otro, aunque en realidad se trató siempre del mismo, el funcionamiento fue en constante crecimiento, a excepción del porrazo en cancha de Platense.

  Si fuera que algunos otros sistemas de juego también le hubieran dado rédito, el Kily tranquilamente podría buscar otras variantes, pero todo está camino a que lo que se pruebe será en función de ese 4-4-2 que terminó funcionando de la mejor manera.

LoCelso.jpg
Lo Celso jugó poco, pero se anota en la carrera.

Lo Celso jugó poco, pero se anota en la carrera.

  Ahora, ¿de qué manera puede jugar Central sin Vecchio? Es difícil establecer o cuanto menos de imaginar porque, se insiste, en el grupo no hay jugador de esas características. Lo Celso por ejemplo se le asemeja bastante con lo que es el trato de balón, la precisión y, quizá, el panorama, pero no tiene el cambio de ritmo que Emiliano suele mostrar, más desde la inteligencia que desde la aceleración.

  Tampoco es que hay mucho más. La chance de Rafael Sangiovani también aparece como viable, pero lo del Enano es más de batalla que de creación. Todo eso es lo que lleva a pensar que Villagra es hoy el que mejor encaja. Si aquella vez lo hizo cada vez que Vecchio no estuvo, tranquilamente podría hacerlo ahora si el capitán no puede llegar en óptimas condiciones.

  Es la prueba ante Unión lo primero que se viene, después será Patronato, pero por si aparece alguna complicación que se extienda en el tiempo, todo lo que se ensaye ahora servirá como banco de prueba para lo realmente importante: el choque copero contra Táchira en sólo dos semanas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario