Miguel Angel Russo

Russo: "El debut de Nacho en Central me hizo muy feliz como papá"

El entrenador de Boca contó sus sensaciones al ver a su hijo Ignacio jugar los primeros minutos en el profesionalismo con la camiseta canalla. "Fue una sensación especial, tan extraña como estupenda", describió

Lunes 07 de Diciembre de 2020

Miguel Angel Russo demuestra orgullo como padre al hablar de su hijo, quien el viernes registró el nombre en un partido oficial de primera división jugando en Central. Ignacio Russo Cordero ingresó a los 28 minutos del segundo tiempo ante Banfield y de esta forma el atacante de 19 años hacía su debut oficial. "Es una sensación especial, porque la verdad que es algo muy lindo y me pone muy feliz como papá, algo que es tan extraño como estupendo, y que me obligó a ubicarme en un nuevo lugar", le contó el técnico de Boca a La Capital.

Russo se caracteriza por el aplomo y la tranquilidad con la que organiza sus equipos, buscando siempre consolidar una armonía para desarrollar el trabajo. Pero en esta ocasión admitió que no fue fácil por la emoción de ver a su hijo jugar en primera. "Por tratarse de algo novedoso en el fútbol para mí ya que se trata de mi hijo, reconozco que tuve que hacer un esfuerzo por mantener la calma. Ustedes conocen mis formas, y saben que difícilmente vaya a una cancha como espectador para evitar conjeturas, pero esta vez tenía muchas ganas de ir porque se trataba de algo muy trascendente en la vida como papá, pero me contuve".

De todas formas Russo transitó junto a Nacho el recorrido como futbolista. Y también le fue estableciendo pautas fundamentales para la vida. Como la importancia del estudio y de la preparación integral.

"Nacho vivió desde chiquito el fútbol. Porque estuvo en los vestuarios de Central, Boca, Vélez, entre tantos otros, y está adaptado a eso, como el hecho de estar en estadios llenos de gente. Entrar a un Gigante repleto es algo a lo que está acostumbrado porque lo vivió desde chico, y eso también forma parte de un aprendizaje", reflexionó el DT.

Por último, Russo contó que hablan todo con su hijo, "por supuesto que conversamos de fútbol también, pero además de las cosas de la vida. Es mi forma de respaldarlo y estar al lado de él. Es fundamental que vaya haciendo su camino. Sé que está contento y eso me hace feliz. Hablamos mucho de que disfrute y siga aprendiendo. Estoy muy feliz y Nacho es un orgullo como papá", completó el entrenador de Boca.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario