Central

Ruben vuelve al Gigante

Será presentado hoy en el estadio, donde la última vez que estuvo fue en el festejo por el título de la Copa Argentina 2018, tres días después de la consagración. Retorna tras el préstamo en Paranaense.

Viernes 20 de Diciembre de 2019

El fin de año ya está para los hinchas de Central. Podrán transcurrir los últimos días de 2019 sin novedades sobre la llegada de algún refuerzo, podrán aparecer o no noticias sobre la partida de alguien que esté formando parte del plantel, pero el día para los canallas es hoy. Será el momento en que Marco Ruben regrese al Gigante de Arroyito, donde jamás pudo volver a jugar luego de lo que fue la obtención de la Copa Argentina en diciembre de 2018. Pisó una vez más el estadio como jugador, pero fue en una ocasión especial: tres días después (el 9 de diciembre) de aquella consagración en Mendoza, cuando los hinchas se juntaron para celebrar. Ese día fue uno de los últimos en ingresar al campo de juego y, por obvias razones, fue uno de los más aplaudidos. Era el capitán y máximo referente. ¿Qué sucederá hoy? En horas del mediodía el club presentará de manera oficial al delantero, quien regresa del préstamo de Atlético Paranaense para disputar lo que, a priori, será su último semestre en Arroyito, y también en su carrera (después, el tiempo dirá). La ceremonia está prevista para las 12.30, en el salón Centenario del Gigante, donde habrá una presentación formal y posterior conferencia de prensa.

   Fue demasiada la expectativa que se generó con la vuelta de Ruben a Central. Se sabía que estaba a préstamo y que en algún momento debía regresar, pero los días en los que a Paranaense le vencía el plazo para hacer uso de la opción de compra fueron de una adrenalina tal en Arroyito que muchos la equipararon con aquella vuelta de principios de 2015, de la mano de Eduardo Coudet, después de más de una década recorriendo el mundo.

   Para muchos, el Ruben que vuelve ahora, a los 33 años y sobre el cierre de su carrera como futbolista, es el Ruben que cuando se sintió cómodo jamás le pesó el compromiso de asumir el rol de líder, de cabeza de grupo y, sobre todo, de goleador.

   El recuerdo que Marco dejó en estos últimos años fue el de un referente que supo sacarle el máximo provecho a un equipo que no sólo siempre lo hizo sentir a gusto dentro de la cancha, sino que generalmente jugó en función de él. La referencia más notoria corre para los equipos del inicio del ciclo del Chacho Coudet. De igual forma, aun con el funcionamiento en deterioro, también se las ingenió para marcar presencia en otros planteles (con Montero, Leo Fernández y el Patón Bauza).

   A partir de hoy, Ruben podrá volver a portar la camiseta de Central después de lo que fue el único título que logró en Arroyito. Es que tras ese partido al pie de la Cordillera contra Gimnasia su destino fue otro. Apenas si tuvo la posibilidad de pasearse por el césped del Gigante en la celebración que el club armó tres días después.

   En ese momento sintió que necesitaba tomar distancia, al menos por un tiempo, y fue así que optó por irse a Brasil, a un Paranaense en el que logró dos títulos (Copa de Brasil y Suruga Bank) y dejó una grata imagen. El club de Curitiba pudo haber hecho uso de la opción de compra pero dejó que el atacante volviera al canalla, porque era lo que él quería.

   No es un mero detalle ni un hecho anecdótico el arreglo económico que hizo el jugador con la dirigencia auriazul, pero todo queda reducido a un segundo plano. De igual forma, el club se encargó de aclarar en su momento que en sus últimos seis meses de contrato iba a cobrar sólo el 20 por ciento.

   Fue en esos días también que Ruben recibió, además de los saludos de parte de los hinchas, el llamado de Diego Cocca, con quien mantuvo una charla “de mucha cordialidad”, según confiaron las fuentes consultadas. Allí el técnico privilegió también el hecho de la vuelta más que ahondar en detalles futbolísticos sobre sus pretensiones. De cuestiones netamente futbolísticas tendrán tiempo de hablar a partir del 3 de enero, cuando Marco sea uno más del plantel en la pretemporada.

   Hoy será simplemente la presentación formal de su retorno. Dentro de 15 días el técnico y sus compañeros lo tendrán a disposición, los hinchas podrán sentirlo más cerca y el propio Marco Ruben tendrá la chance de empezar a disfrutar un semestre especial en su vida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario