Fútbol

Roma pide más tiempo en el reclamo de Newell's

La Fifa notificó a Newell's que le dio 15 días más de plazo al club italiano para que explique la venta de Ezequiel Ponce. Los rojinegros reclaman 2,4 millones de euros

Miércoles 03 de Junio de 2020

Roma pidió más tiempo. El equipo de la capital italiana ayer solicitó una prórroga ante la Fifa para explicar los pormenores de lo que fue la venta de Ezequiel Ponce al Spartak de Moscú, por el que Newell’s demandó al club romano por haber realizado en la transferencia una maniobra “sospechosa” al incluir a un arquero ignoto para bajarle el precio al Tanque y así perjudicar a los rojinegros en el reparto del dinero. Ayer la poderosa entidad europea pidió tiempo extra y pateó la pelota para adelante. Ahora el plazo para rendir cuantas ante la Fifa se extiende hasta el 17 de junio. En Newell’s siguen con suma atención la evolución de la causa en la que el reclamo leproso asciende a los 2,4 millones de euros.

   El abogado Martín Montoya, del departamento legales de Newell’s, ayer le explicó a Ovación que “Roma pidió la ampliación del plazo para contestar por quince días, algo que nos notificó Fifa. Así que ahora Roma tiene dos semanas más para contestar la demanda. Esa prórroga se concede de manera automática y ahora el nuevo plazo para que conteste Roma vence el 17 de junio”.

   De esta manera, Newell’s ayer mismo ya fue notificado por Fifa de dicha prórroga. Es que justamente ayer, 2 de junio, vencía el plazo original que le había impuesto el ente rector del fútbol mundial a Roma para brindar las explicaciones exigidas por los rojinegros. Pero los romanos patearon la pelota para adelante.

   Newell’s recurrió a la Fifa porque consideró que en la transferencia de Ponce a Spartak de Moscú de manera “sospechosa” se habría utilizado al desconocido arquero Andrea Romagnoli para “bajarle el precio” al ex futbolista leproso y así perjudicar al club del Parque en el reparto de la plata.

   La Fifa ya había admitido estudiar la demanda que presentó la lepra contra la Roma, por un monto que asciende a los 2,4 millones de euros.

   Pero además la entidad presidida por Gianni Infantino ya había fijado fecha de sentencia para el 14 de julio, algo que también sufrirá una prórroga de 15 días. Lo que aclararon en el Parque es que si llegado el momento la decisión de Fifa es desfavorable a Newell’s con seguridad recurrirán al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte).

   El conflicto de intereses radica en que Newell’s considera que Roma introdujo de manera “dudosa” en la operación de Ponce a Romagnoli, quien fue tasado en la suma de 3 millones de euros. Un monto similar al de la venta de Ponce, del cual Newell’s ya recibió el 40 por ciento, es decir 1.200.000 euros, el año pasado. Y en el contrato original de Newell’s con Roma existe una cláusula: si el club italiano vende al delantero y elude de alguna manera el 40 por ciento que les corresponde a los rojinegros, entonces la entidad romana tendrá que abonar el doble de lo que debía pagar originalmente. El doble del 40 por ciento en que fue transferido Romagnoli es 2,4 millones de euros.

   Para los rojinegros, en caso de prosperar la demanda, sería un dinero más que importante para seguir equilibrando las finanzas de la tesorería y tener mayor oxígeno en lo que será la dura etapa pospandemia, un escenario que será acuciante para todos los clubes del fútbol argentino. Newell’s sabe que se trata de muchísimo dinero y por eso sigue con suma atención este caso, creyendo que tiene argumentos más que favorables para imponerse en el litigio. Ahora el “partido” fue a tiempo suplementario, lo que también grafica que Roma necesita acopiar argumentos sólidos para no perder este cotejo en los escritorios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario