Rusia 2018

Que siga Sampaoli es un problema a futuro

Su ciclo está terminado, pero Tapia y Angelici no quieren asumir solos el costo político y económico de echarlo.

Miércoles 11 de Julio de 2018

El ciclo de Jorge Sampaoli como técnico de la selección argentina está terminado. Lo que se empezó a vivir luego de la reunión del lunes en el predio de la AFA es una lenta agonía. La más cruel de las salidas. Es cierto que en el cónclave que mantuvo junto al presidente de la AFA, Claudio Tapia, y el vice, Daniel Angelici, no hubo anuncios oficiales de una renuncia. Lo que trascendió es que se decidió tirar la pelota para adelante por ahora y que Sampaoli se haga cargo de dirigir desde el 28 de julio al 8 de agosto a la Sub 20 en el torneo de La Alcudia en Valencia, un campeonato juvenil de segundo o tercer orden.

Si algo aprendió Sampaoli desde que la selección argentina quedó eliminada en el Mundial es que ya nadie lo respalda. Ningún dirigente lo quiere. Mucho menos Tapia y Angelici, los dos que cortan el bacalao. Pero tampoco en el encuentro del lunes se lo dijeron en la cara. No porque no se hayan animado. Sino porque prefieren que la AFA monte una puesta de escena prolija, alejada de aquellos personalismos de la etapa en la que bajaba el martillo Julio Humberto Grondona, y preparar el terreno para decirle que no será más el entrenador del seleccionado.

Tapia quiere que la salida se dé con un marcado perfil bajo y no que aparezca como un despido o una renuncia. Junto a Angelici prefieren no asumir solos el costo económico y político de cargarse a Sampaoli.

Hay dos razones atendibles para actuar de esa manera. La primera es que la AFA no tiene el dinero para pagar la rescisión del contrato (casi 9 millones de dólares), más allá de que el técnico haya dejado trascender que si lo echan sólo cobrará hasta el último día que trabaje.

La otra es que si lo despiden ahora todavía no hay un técnico que lo reemplace. El que quieren todos, incluso a Angelici, es Marcelo Gallardo. Pero el DT de River nunca trabajará con una AFA que considera incapaz y además que está muy identificada con Boca. Tapia y Angelici son reconocidos hinchas del club xeneize.

En la próxima reunión de comité ejecutivo, a finales de julio, el colegio dirigencial le contará las costillas al Zurdo. Los directivos evaluarán todo y mucho más. Una voz de peso con la que habló Ovación fue al hueso de la cuestión: "No tiene banca de nadie y no le quedará otra que irse, más allá de que valoramos que quiera tener una revancha". Esta misma fuente participará de la reunión del comité ejecutivo, también afirmó que la idea de los dirigentes es meter el año de gestión de Sampaoli en una licuadora y se espera que vuelen pedazos para todos lados. La figura que utilizó el directivo en cuestión invita a pensar que se evaluará desde que asumió en el cargo hasta el fallido proceso en el Mundial, pasando por la bochornosa etapa preparatoria en Barcelona.

Tapia y Angelici no le dijeron que se vaya, pero cuentan que por mucho menos de lo que escuchó el Zurdo cualquier otro técnico se hubiera ido. La misma fuente de peso le confirmó a Ovación que ambos dirigentes le pasaron factura por haberse dejado manejar como un monigote por los jugadores, por haber perdido el control del vestuario y obviamente le cuestionaron con dureza los desaguisados tácticos en los que cayó para armar el equipo en los cuatro partidos mundialistas.

Con la soga al cuello

Tampoco dejaron pasar la oportunidad para decirle lo que piensan sobre la intervención que había tenido para ayudar a los futbolistas cuando se suspendió el amistoso contra Israel en Jerusalén. "Sos el técnico de la selección y sólo decidís por lo que pasa en el plantel. No podés meterte en las cuestiones comerciales y políticas de la AFA. Había un contrato firmado para jugar ante Israel que debió cumplirse. La AFA había recibido mucho dinero por ese partido y vos no colaboraste para que se jugara. Preferiste ponerte del lado de los jugadores", lo retaron a dúo, como haría cualquier padre con un hijo.


Así es imposible que llegue a dirigir Qatar 2022, como está firmado en el contrato. Además, los dirigentes ya lo culpan de todo. Para salvaguardarse ellos, seguramente promoverán más filtraciones mediáticas para que Sampaoli quede ante termómetro popular responsable hasta de lo poco bien que hizo. Buscarán evitar el costo de echarlo, pero insistirán con intoxicarle más la atmósfera. Por ejemplo, darle para dirigir un torneíto amistoso como es el La Alcudia también es mandarlo al muere. Porque es exponer a un entrenador que está con la soga al cuello prácticamente sin cuerpo técnico, ya que renunciaron Sebastián Beccacece, Nicolás Diez y el segundo preparador físico Martín Bressan.

Sólo siguen con el preparador físico y amigo Jorge Desio, Lionel Scaloni, quien vive en España, el entrenador de arqueros Martín Tocalli y el rosarino Matías Manna, el analista de videos. Con qué jugadores contará para disputar este torneo es una incógnita ya que antes de marcharse el ahora ex ayudante Beccacece había presentado una nómina de 35 apellidos y los clubes ya se habían encargado de negarle más de la mitad. Un modus operandi parecido al que sufrió Gerardo Martino cuando había convocado la lista de los Sub 23 para participar de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y los clubes no cedieron casi ninguno.

El Tata terminó renunciando a la dirección técnica del seleccionado. Tal vez ahora se busque lo mismo con Sampaoli. Por lo pronto, el Zurdo no piensa rendirse tan fácilmente. Su resistencia no está movilizada por el contrato millonario que lo ampara, sino por el orgullo del que se siente capacitado para tener una revancha.

Tapia y Angelici son hábiles a la hora de jugar con los tiempos. Creen que cuanto más alarguen la incertidumbre, más funcional será a la estrategia de desgaste. Para no perder tiempo, los asesores letrados de la AFA se pondrán en contacto con Fernando Baredes, quien maneja las cuestiones legales y contractuales de Sampaoli, para empezar a pulir los detalles de la salida.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario