Ovación

Que sea un hasta pronto

Los rosarinos son de los pocos privilegiados que tiene la chance de ver el trofeo que se exhibe en el Metropolitano.

Lunes 02 de Abril de 2018

Es la copa que quieren todos. La que ya levantó Maradona. La que el fútbol le debe a Messi. El trofeo del Mundial comenzó a girar por el mundo en septiembre de 2017, en Rusia, y allí mismo terminará su recorrido en junio, cuando empiece el torneo más esperado por todos. El tour, organizado por Coca-Cola, visitará en total 53 países en seis continentes, recorriendo 152.000 kilómetros.

El dato curioso es que la anhelada copa sólo puede ser tocada por quienes se hayan consagrado campeones o por los jefes de Estado. El resto sólo puede mirarla y desearla de lejos.
Ovación formó parte del vuelo privado que trajo el trofeo de Buenos Aires a Rosario. Se trata de un Boeing 737-300 perteneciente a la aerolínea británica Titan Airways. En su interior, una réplica de una cancha de fútbol da la bienvenida y te hace adentrar en un viaje inolvidable. Una alfombra roja te lleva hasta tu asiento mientras a los costados se leen los nombres de cada uno de los países que visitó y visitará el tour.
La copa tiene unos 35 centímetros de altura, pesa más de seis kilos y fue enchapada en oro 18 quilates. Otro punto que llama la atención es el enorme operativo de seguridad que se despliega alrededor. Cuando llegó al aeropuerto Islas Malvinas fue trasladada en un auto especial, escoltado por cuatro patrulleros de la policía.
Cuando termina el horario de visita, el trofeo es "escondido" en un hotel que sólo conocen los organizadores. Se trata de una comitiva de 20 estadounidenses que cuida permanentemente la copa.
Durante la noche, la seguridad privada entra a escena y se queda vigilando la zona.
Los rosarinos son de los pocos privilegiados que tiene la chance de ver dicho trofeo. En Argentina comenzó su recorrido en Tilcara, luego pasó por Buenos Aires y hoy se despedirá de Rosario y abandonará suelo criollo.
Ni la torrencial lluvia de ayer le puso un freno a la multitud que se acercó al Metropolitano para estar cerca del objeto dorado. Y hoy el marco será aún mayor. Las puertas se abrirán a las 9 y cerrarán a las 22. Luego, Colombia será el próximo destino. Pero claro, todos desean que la copa vuelva para estos lados. En Rusia estará la oportunidad de traerla de vuelta...

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario