Newell's

Pretemporada accidentada

Leal sufrió un esguince de tobillo ante Liverpool y se suma a la lesión lumbar de Joaquín Torres frente a C. Córdoba.

Jueves 12 de Julio de 2018

Primero se lesionó Joaquín Torres, ahora Luis Leal. Por si fuera poco que la Lepra tiene un plantel corto, se le caen piezas sensibles del equipo. Principalmente la del portugués, ya que el juvenil alterna entre titularidad y suplencia. El amistoso de ayer ante Liverpool de Uruguay (ver página 3) no sólo dejó un sinsabor por la actuación rojinegra, sino también por la lesión que sufrió el portugués en el encuentro de titulares. Finalmente se confirmó que tiene un esguince de tobillo izquierdo.

La férrea zaga uruguaya le hizo sentir el rigor a los delanteros leprosos y, cada vez que recibían en el área, se les iban encima como si fuera la última pelota del partido. Hasta que llegó una jugada que cambió todo, la que encendió las alarmas del técnico (y árbitro) De Felippe, quien se acercó inmediatamente adonde estaba tirado el portugués. Lo cierto es que el goleador protagonizó una desafortunada acción en donde recibió un planchazo en el empeine derecho y, como agregado, se le trabó la zurda y se dobló el tobillo. Pese a que siguió jugando unos minutos más, se lo notó caminando con dificultad y desde el banco tomaron la decisión de no arriesgarlo. Una vez fuera de la cancha, Leal fue atendido por el médico Juan Ignacio Bottoli.

Por unos minutos, la atención dejó de estar en el amistoso y se trasladó a lo que estaba pasando sobre un costado de la cancha principal de Bella Vista. La preocupación se apoderó del lugar. Un rato después, Leal se retiró de la cancha y a la salida dialogó unos segundos con Eduardo Bermúdez, presidente del club, quien se encontraba siguiendo las acciones detrás de un alambrado.

Ayer por la tarde, el atacante se realizó los estudios pertinentes que confirmen el grado de lesión que sufrió ante el equipo uruguayo. Ya sobre la noche llegó el anuncio oficial de la institución, a través de su cuenta de Twitter: "Los estudios a Luis Leal tras el amistoso arrojaron un esguince de tobillo, se aguardará evolución". Escueto pero claro. Falta saber el grado de lesión, lo que determinará el tiempo de inactividad, pudiendo variar de una a cinco semanas fuera de las canchas. Lo positivo es que no se mencionó la temida palabra "rotura", lo que demandaría una operación y posterior recuperación de varios meses.

Hace algunos días, Joaquín Torres también provocó un susto. Al final del partido de octavos de final de la Copa Santa Fe, ante Central Córdoba, el juvenil recibió un rodillazo en la espalda y tuvo que dejar la cancha en un carrito de emergencia. La acción quebró la parsimonia de un partido que el conjunto leproso tenía controlado ante el charrúa. "Salió con un traumatismo lumbar", dijeron en aquel momento desde el seno médico.

El propio De Felippe admitió en conferencia de prensa que "el plantel aún no está en condiciones físicas óptimas". Ayer quedó en evidencia. ¿La solución? Jugar más partidos. Y claro, esperar que no aparezcan las malditas lesiones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});